Una de las investigaciones del CIGoM estudia el ambiente marino y sus especies, para diseñar estrategias ante contingencias relacionadas con la producción de hidrocarburos.

El Consorcio de Investigación del Golfo de México (CIGoM) tiene la misión de diseñar estrategias ante contingencias relacionadas con la producción de hidrocarburos en aguas profundas de esa zona, un proyecto financiado por el Fondo de Hidrocarburos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y la Secretaría de Energía.

Uno de sus focos de investigación se denomina “Línea base y monitoreo ambiental”, que consiste en recolectar muestras y evaluar los cambios en el ambiente marino y las especies que lo habitan, desde microorganismos hasta cetáceos, con el fin de comparar los efectos de posibles contingencias con el estado actual del ecosistema.

“En esta línea, hacemos un levantamiento de las condiciones ambientales del Golfo de México a través de un programa muy ambicioso de cruceros oceanográficos, monitoreo de pastos marinos y evaluación del hábitat y zonas donde se encuentran diferentes animales como tiburones, atunes, tortugas y cetáceos”, explica la doctora Sharon Herzka Llona, quien está a cargo del estudio.

Agrega que la Línea de Investigación 2 busca establecer una línea base de variables oceanográficas, biogeoquímicas, biológicas y ecológicas que son clave para evaluar impactos y diseñar estrategias de mitigación en casos de derrames de gran escala en la zona de aguas profundas del Golfo de México.

“Contar con una línea base de un monitoreo ambiental que abarque un muestreo muy intenso, que incluye desde la columna de agua, hasta el fondo, nos permite tener un conocimiento integral del Golfo; permite que puedas evaluar impactos utilizando información académica sólida y esto tiene repercusiones en la toma de decisiones. Entonces, estamos generando información de línea base, no sólo para un proyecto que está enfocado en asistir en el caso de derrames de petróleo, sino que es realmente un legado para el país, porque es información que se va a poder utilizar para evaluar qué pasa con el ecosistema que provee de muchos servicios al país”, comenta la investigadora de CIGoM.

Uno de sus focos de investigación se denomina “Línea base y monitoreo ambiental”, que consiste en recolectar muestras y evaluar los cambios en el ambiente marino y las especies que lo habitan

A principios de septiembre de este año, se realizó el taller sobre “Bases de datos pertenecientes a la Línea de Acción 2”, dentro de las instalaciones del CICESE, en Ensenada, Baja California. Asistieron a este curso investigadores, técnicos y estudiantes que desarrollan la Línea 2, así como representantes de Pemex, como contraparte del proyecto.

Este taller tuvo como objetivo la presentación del Grupo de Modelado y Manejo de Bases de Datos de la Línea 2 (MMD), así como brindar una introducción general al Sistema de Información que desarrolla este grupo (página web, sistema de usuarios y permisos, Módulo Cruceros y Módulo Resultados de Análisis).

Desde este espacio se verifica cada dato obtenido en los cruceros que se realizan en el Golfo de México, se curan, se garantiza la calidad de estos datos, y se generará la línea base del Golfo de México, al finalizar el proyecto.

Fuente:
CIGoM

No Hay Más Artículos
X