El doctor Omar Masera Cerutti explica las diferentes aplicaciones de los biocombustibles sólidos.

La biomasa es un tipo de energía renovable que puede utilizarse para la generación de electricidad y calor. Un componente de la biomasa son los biocombustibles sólidos, de los cuales hay una gran variedad como leña, carbón vegetal, pellets, astillas, aserrín y bagazos (por ejemplo, de caña o de agave), así como residuos agrícolas (como la cáscara de coco, café o arroz, entre otros).

“Para el caso de la producción de electricidad, los biocombustibles sólidos pueden jugar un papel muy importante en las plantas carboeléctricas, mediante un proceso llamado co-combustión, que consiste en remplazar parte del carbón mineral por pellets o astillas”, asegura el doctor Omar Masera Cerutti, director del Clúster de Biocombustibles Sólidos (CBS) del Centro Mexicano de Innovación en Bioenergía (Cemie-Bio).

Explica que en México tenemos, por ejemplo, la Central de Petacalco (Guerrero), que es la planta carboeléctrica más grande de nuestro país, la cual tiene una capacidad de 2,700 MW. Realizar cambios estructurales para que la planta utilice otros combustibles menos contaminantes implicaría inversiones millonarias, por lo que una opción inmediata y costo-efectiva es sustituir una fracción del carbón utilizado por pellets o astillas, con el fin de producir electricidad limpia.

También se puede generar electricidad y calor con la biomasa mediante plantas más pequeñas, que pueden utilizar residuos de la agroindustria, como los bagazos de caña o agave, o las cáscaras de coco, en un proceso llamado cogeneración de calor y electricidad, en plantas que van generalmente desde 1 MW hasta 50 MW o más. Éste es el caso de los ingenios azucareros, donde se quema actualmente el bagazo de caña para producir calor de proceso, y donde también se podrían cogenerar cantidades importantes de electricidad modernizando las instalaciones.

Estufa de pellets

“Además de estas aplicaciones, actualmente el uso de biomasa con fines energéticos es muy atractivo para la generación de calor en los sectores residencial, comercial e industrial. Por ejemplo, la biomasa se puede utilizar en hogares y edificios para la cocción de alimentos, calefacción y calentamiento de agua; y, en industrias, para generar calor de proceso”, por ejemplo, en aserraderos, agroindustrias alimentarias y otras. “Los biocombustibles sólidos pueden ser un remplazo ideal de los combustibles fósiles como el combustóleo y gas LP, que son cada vez más caros”, comenta el director del CBS, un clúster inaugurado en noviembre de 2016 que, actualmente, reúne 16 instituciones nacionales e internacionales, incluyendo centros de investigación, universidades y empresas.

El doctor Masera detalla que los pellets (pequeños cilindros que se producen comprimiendo los residuos forestales y algunos residuos agrícolas leñosos) son una excelente alternativa para la calefacción y calentamiento de agua de hogares, hospitales, restaurantes, hoteles y clubes deportivos, algo que es muy común en Europa. Sin embargo, todavía falta crear un mercado sólido de estos biocombustibles, así como la infraestructura necesaria para su distribución y venta al público en general.

“En el caso de las zonas rurales, una alternativa adecuada es el uso de estufas ecológicas que utilizan leña, para que las familias puedan cocinar sus alimentos diarios de manera limpia y eficiente”, indica el doctor Omar Masera, quien actualmente es investigador titular de Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) de la UNAM, campus Morelia, y es también director del Laboratorio de Bioenergía.

La función principal del CBS es impulsar la innovación en el área de biocombustibles sólidos en México para diversificar el patrón de uso de energía en nuestro país y promover la transición a las fuentes renovables de energía. Su meta, para el año 2020, es afianzar el clúster como un grupo académico sólido, que sea capaz de brindar servicios de alto nivel, como caracterización fisicoquímica de biocombustibles sólidos, certificación de tecnologías en biocombustibles, asesorías sobre mapeo y oferta de recursos biomásicos, evaluaciones técnicas y estimación de costos de instalaciones para plantas productoras de bioenergía en diferentes partes del país.

No Hay Más Artículos
X