Si bien las redes eléctricas (que son aquellas que permiten suministrar energía a cualquier hogar) existen desde el siglo XIX, hacerlas “inteligentes” es una necesidad que se ha incrementado con el paso de los años. La sinergia entre avances e innovación, tanto tecnológica como en el campo de las telecomunicaciones, así como con el desarrollo de software especializado para gestión y control (e incluso el uso de internet) han permitido su evolución. Ello aunado al mayor aprovechamiento de las energías renovables, como la eólica, la solar, el biocombustible, entre otras, de cada región. Actualmente, la posibilidad de evolucionar hacia una smart grid o red eléctrica inteligente, que integran todo lo anterior de forma eficiente dentro de los sistemas de energía eléctrica (SEP), es una realidad, logrando con ello uno de los principales objetivos de quienes las han creado: disminuir el consumo de combustibles fósiles y mejorar el medio ambiente.

“Estas redes permiten que las áreas de coordinación de protección, control, instrumentación, medida, calidad y administración de energía sean concatenadas en un único sistema de gestión, con el objetivo primordial de usar eficiente y racionalmente la energía”, comenta el doctor Edgar Nelson Sánchez Camperos, quien dirige un grupo de investigación en el Cinvestav, Unidad Guadalajara, que está desarrollando un prototipo para investigación e implementación de múltiples redes inteligentes, conocidas como multiple micro-grids para uso doméstico. El éxito de su proyecto significaría a futuro el equilibrio entre una mejor oferta de productores de energía y una más racional demanda de los consumidores de ésta.

Fuente
Entrevista con el doctor Edgar Nelson Sánchez Camperos, Cinvestav Guadalajara
http://gdl.cinvestav.mx/
https://www.smartgrid.gov/

No Hay Más Artículos
X