La Mancalona es una comunidad de apenas 450 habitantes, que se encuentra en la península de Yucatán. La población vive de la agricultura y la apicultura. Dicha comunidad fue elegida por investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) para instalar un económico sistema de purificación de agua que funciona con ayuda de la energía solar y puede ser manejado por la gente del lugar.

Antes, los pobladores de La Mancalona debían recorrer una hora en automóvil para conseguir agua pura. Con la nueva instalación, además de ahorrar dinero y tiempo, tienen garantizadas las condiciones de higiene y salud para la comunidad. El Sol es el recurso clave para la pequeña planta y, afortunadamente, está presente la mayor parte del año en ese estado de la República Mexicana. La pequeña planta purificadora funciona mediante electricidad generada a partir de dos paneles solares que alimentan un conjunto de bombas para impulsar agua a través de un filtro. Los módulos solares producen alrededor de 1,000 litros de agua purificada al día, líquido que proviene de pozos salobres y de la recolección de lluvia. Los aldeanos pagan cinco pesos por 20 litros de agua purificada, que es de aproximadamente una décima parte del precio que tendrían que pagar en una tienda. Esta tecnología ha sido probada en los últimos dos años con buenos resultados y es manejada y administrada por habitantes de la comunidad. Las ganancias se destinan al mantenimiento de la planta o, si es necesario, a otros usos de bien común.

Fuente: news.mit.edu/

No Hay Más Artículos
X