Entrevista con el doctor Héctor Miguel Aviña, líder técnico de Usos Directos de Geotermia en Cemie-Geo.

En México, hace cuatro años se formó el Centro Mexicano de Innovación en Energía Geotérmica Cemie-Geo. En este centro se conjuntaron esfuerzos de gobierno, industria y academia para incentivar el uso de la energía geotérmica. La geotermia, en general, tiene dos grandes aplicaciones: la generación eléctrica y el uso directo o aprovechamiento de la energía geotérmica. ¿Por qué se le llama uso directo de energía geotérmica? “Esto es debido a que no se hace una transformación de energía; se ocupa directamente el calor que contiene el fluido geotérmico. Por ejemplo, para generar electricidad, se debe obtener el calor del fluido geotérmico y, después, transformar ese vapor en energía cinética en una turbina para, más tarde, transformarlo en electricidad en un generador. En usos directos, se toma el calor y se usa para aplicaciones como calefacción, calentamiento de espacios, invernaderos, o para deshidratación de alimentos”, comenta el doctor Héctor Miguel Aviña, líder técnico de Usos Directos de Geotermia en Cemie-Geo.

Un poco de historia

Los usos industriales y a mayor escala de la geotermia comenzaron en la segunda década del siglo, en Islandia, donde usaron el calor geotérmico para calentar invernaderos. En 1930, se establece el primer sistema de calefacción distrital, en Reykiavik, para suministrar calor a 70 casas. A mediados del siglo XX, comienza a desarrollarse a mayor escala el aprovechamiento de la energía geotérmica de baja temperatura en Islandia, Italia, Nueva Zelandia y Japón.

“México tiene un gran historial en el uso de la energía geotérmica. Desde la época prehispánica ya se ocupaba como fuente termal para baños. Había usos directos de la energía geotérmica para baños y lo sigue habiendo hasta ahora. En México, de los más de 32 estados que tenemos, en 24 hay balnearios de agua caliente, con usos directos de la geotermia. Lamentablemente hasta hace poco tiempo, sólo se usa para eso: balnearios”, dice el doctor Aviña.

La historia de la geotermia, en la modalidad aplicada a la generación de electricidad, comenzó de manera global en la década de los 60, cuando se inauguraron las primeras plantas de generación eléctrica. “En 1959, se instaló la primera planta geotérmica y, en la actualidad, somos el sexto lugar mundial en capacidad de generación eléctrica con geotermia pero el número 31 en el aprovechamiento para uso directo del calor, porque solamente lo ocupamos en balnearios”, comenta el doctor Aviña.

Usos directos en cascada

Hay muchas aplicaciones para los usos directos de geotermia. En otros lugares, ésta se ha ocupado para deshidratar alimentos. “Alrededor del mundo hay muchas aplicaciones y en diferentes escalas; esto es, diferentes temperaturas. Dependiendo de la temperatura que tenga el fluido geotérmico, es el aprovechamiento que se le puede dar. Por ejemplo, para calefacción distrital, se ocupan de 60 a 80 grados Celsius. Para cuestiones industriales, ya se necesitan 120 grados. La aplicación que puedes darle depende del nivel de energía térmica, de temperatura que tengas”.

Sin embargo, en varios lugares también se aplica el uso en cascada. ¿Qué quiere decir? “Que ocupas la energía geotérmica en diferentes niveles de temperatura. Por ejemplo, hay unos lugares donde tienes 140 grados; eso te puede dar para una producción industrial de cerveza. Después, a la salida de ese proceso, el agua tiene aún suficiente energía como para usarse para deshidratar o desalar agua de mar. Esa energía que sale después del proceso de deshidratación tiene suficiente temperatura para aprovecharla en invernaderos. Y lo que sale de los invernaderos, todavía tiene suficiente energía como para hacer una climatización de espacios y/o balnearios. Ése es el uso en cascada”, contesta el doctor Aviña. Es, pues, un proceso en el que se aprovechan los diferentes niveles de la temperatura y se ocupa integralmente la energía geotérmica.

Esa energía que sale después del proceso de deshidratación tiene suficiente temperatura para aprovecharla en invernaderos. Y lo que sale de los invernaderos, todavía tiene suficiente energía como para hacer una climatización de espacios y/o balnearios. Ése es el uso en cascada

Proyectos en funcionamiento

En México, “ya hay algunas climatizaciones con unos equipos que se llaman ‘bombas de calor geotérmicas’. También hay un deshidratador instalado donde se deshidratan alimentos con energía geotérmica. Hay un invernadero que se climatiza con energía geotérmica. Hay unos prototipos de una desaladora que produce agua dulce por medio de evaporación del agua de mar. Hay otros proyectos para secar el café y para diferentes usos agroindustriales, en donde secas el producto y dura más el tiempo útil o de vida que si se guarda fresco. También hay otros usos que se tienen en mente. Por ejemplo, sus usos en la fabricación de cerveza, para pasteurización, para reciclado de papel, para reciclado de plástico, donde se ocupan temperaturas que se pueden acomodar muy bien con lo que se tiene de energía geotérmica”, comenta Aviña.

El líder de Usos Directos de Geotermia de Cemie-Geo comenta que ya existe un prototipo y que está instalado en Los Humeros, Puebla, cerca de la planta de generación eléctrica. Por medio de bombas de calor geotérmicas, se climatiza una clínica del Seguro Social y un pequeño jardín de niños. El deshidratador geotérmico está instalado ya en la planta geotermoeléctrica San Pedro Lagunillas, en Nayarit. El invernadero está asentado en Mexicali, en las instalaciones de la Universidad Politécnica de Baja California. A nivel prototipo, de laboratorio, hay otras bombas de calor para climatizar, en la Universidad Michoacana. La desaladora está instalada también en Mexicali, como prototipo, en la Universidad Autónoma de Baja California y pronto se instalará una desaladora en campo, en Los Cabos, para que produzca agua dulce.

Una potencial mina de desarrollo económico y social

No es una tecnología cara. “De hecho, es una de las energías más baratas porque es constante. A diferencia de la solar y la eólica o de la del océano, la energía geotérmica es constante, es de la que tiene factor de planta alto; se dice de la disponibilidad que se tiene de la energía para poder producirla. Puede estar generando 7/24/365. Otras energías son intermitentes. La geotérmica fluye siempre. Es una gran ventaja y por eso es más económica. El gran problema que nosotros hemos visto de los usos directos es el desconocimiento”, afirma el doctor Aviña. Él está convencido de que la energía geotérmica, en los sitios donde se ha localizado, está subaprovechada en nuestro país. “La energía geotérmica es muy puntual: depende de dónde se den las manifestaciones y sólo ahí se tiene. Hay muchos sitios. Tenemos detectados más de 2,000 sitios hasta el momento, pero, para una entidad tan grande como nuestro país, son muy pocos. Como sea, se trata de 2,000 sitios donde se puede tener desarrollo económico y social por medio de la geotermia y los usos directos”.

El Cemie-Geo ya ha establecido pláticas con representantes de los estados donde han instalado los prototipos: Baja California, Jalisco, Nayarit, Puebla… entre otros “Hay mucho interés en que se ocupe esta energía. La idea es llevar estos prototipos a la parte comercial; estamos muy cerca de hacerlo para poder, nosotros, incentivar que los inversionistas vengan y conozcan… y crean. Yo tengo a cargo un grupo que se llama IDEA. Nos dedicamos al desarrollo tecnológico de los equipos. Tenemos ya el deshidratador operando comercialmente y estamos por patentar la desaladora”. En su equipo han generado dos patentes y hay otras tres en trámite.

El especialista subraya: “Lo importante de los usos directos es que son una manera de incentivar el desarrollo económico y social en regiones que ya tienen ese recurso natural y al que, hasta el momento, no le han sacado provecho. Toda esa energía térmica que se tiene en esas regiones se está disipando al medio ambiente. En lugar de que se disipe al medio ambiente y se caliente más el planeta, podríamos ocuparla en procesos industriales. Ahora se ocupa gas o algún combustible fósil para obtener energía. Es una gran oportunidad para cambiar y aprovechar nuestros recursos naturales de manera sustentable… y éste es el momento para hacerlo”.

FUENTE:
Entrevista doctor Héctor Miguel Aviña, líder técnico de Usos Directos de Geotermia en Cemie-Geo.
No Hay Más Artículos
X