Investigadores de la Universidad de Upsala crearon enzimas artificiales que utilizan la energía de las células para producir gas de hidrógeno a partir de la energía solar.

Investigadores de la Universidad de Upsala, en Suecia, crearon un método con el que sintetizaron una enzima artificial que funciona en el metabolismo de las células vivas. Estas enzimas utilizan la energía de la célula para permitir que se produzca gas de hidrógeno a partir de la energía solar.

El hidrógeno ya ha demostrado ser un combustible limpio y eficiente para vehículos, pero su producción aún depende de materias primas fósiles. El hidrógeno renovable se puede extraer del agua, pero, hasta ahora, los sistemas para hacerlo tienen limitaciones o están en fase de pruebas.

Los científicos europeos de Upsala podrían resolver los problemas anteriores con su nuevo método. La técnica se basa en microorganismos fotosintéticos con enzimas insertadas genéticamente, que se combinan con compuestos sintéticos producidos en laboratorio. La biología y la química sintéticas se unieron para diseñar y crear enzimas artificiales personalizadas dentro de los organismos vivos.

“La evolución ya ha desarrollado y refinado una herramienta para capturar la luz solar a través de la fotosíntesis. Y, al introducir nuestra enzima artificial en las cianobacterias fotosintéticas, podemos beneficiarnos directamente de este proceso, produciendo hidrógeno a partir de la energía solar. Hemos desarrollado un método completamente nuevo, lo que nos permite ir más allá de las soluciones ofrecidas por la evolución y la naturaleza, en nuestro desarrollo de enzimas artificiales”, dijo el profesor Gustav Berggren, del Departamento de Química del Laboratorio Ångström de la Universidad de Upsala.

La fotosíntesis para producir hidrógeno es un proceso que se ha investigado desde hace varios años. Uno de los proyectos más recientes se desarrolla en la Universidad de Alicante, España, denominado FotoH2, que es un dispositivo fotoelectroquímico capaz de producir la conversión directa de energía solar en energía química contenida en los enlaces de las moléculas de hidrógeno.

Su diseño tiene forma de paneles planos con membranas de electrolito polimérico, empleadas en otros dispositivos electroquímicos, como electrolizadores de agua o células de combustible.

Se pretende, entre otros objetivos, que el dispositivo produzca hidrógeno puro y seco con células construidas a partir de materiales asequibles y abundantes.

Fuente:
https://www.eurekalert.org/pub_releases/2018-10/uu-aec100418.php

No Hay Más Artículos
X