Conoce el listado de cinco investigaciones sobre la perovskita y cuál es la mejor.

La perovskita es un mineral híbrido (orgánico e inorgánico) descubierto en 1839 en Los Urales por Gustav Rose. Fue bautizado así en honor del experto en minerales, el ruso Lev Perovski (1792-1856). La perovskita tiene propiedades que le permiten absorber muy bien la luz solar y que sea un excelente conductor de electricidad, lo que permitirá fabricar celdas fotovoltaicas más eficientes y baratas.

La doctora Liliana Licea Jiménez, científica del Centro de Investigación en Materiales Avanzados (Cimav), es una apasionada de las celdas solares. Su doctorado lo realizó en la Universidad Tecnológica Chalmers (Suecia), en el área de materiales nanocompuestos y desde entonces trabaja en esos elementos aplicados al sector de la energía.

La investigadora comenta respecto de investigaciones recientes sobre el uso de la perovskita para la captación de la luz solar y menciona cuáles son las más viables. También destacó la investigación líder en México sobre este mineral:

  1. 1. Investigadores de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, desarrollaron una malla protectora para celdas fotovoltaicas de perovskita, inspirada en la estructura que tiene el ojo de una mosca. (Agosto, 2017)
  1. Científicos de la Ecole Polytechnique Federale de Lausanne, Suiza, construyeron celdas solares de perovskita con una eficiencia energética de más del 20% bajo una iluminación solar de 60 ºC durante más de 1,000 horas, casi sin degradarse. Ésta es la mayor estabilidad lograda hasta ahora. (Septiembre, 2017)
  1. Un equipo del colegio Dongchang de la Universidad de Liaocheng y la Universidad de Tecnología de Hefei, China, propuso un nuevo proceso de gas-sólido para fabricar películas de perovskita que mejoran la captura de luz y el transporte de electrones. (Enero, 2018)
  1. Investigadores de la Universidad Brown y la Universidad de Nebraska-Lincoln, Estados Unidos, crearon un nuevo material a base de titanio para fabricar celdas solares de perovskita sin plomo, con lo cual se fabricarán celdas solares en tándem, arreglos en los que se colocan celdas de perovskita en la parte superior de silicio para aumentar su eficiencia. (Febrero, 2018)
  1. La Fundación Alemana de Investigación estableció un programa para llevar a cabo un estudio sobre los semiconductores de perovskita, coordinado por Lukas Schmidt-Mende, profesor de Nanoestructuras Híbridas de la Universidad de Konstanz, con un financiamiento por 2.3 millones de euros anuales por un periodo de seis años. (Abril, 2018)

La perovskita es un material innovador; sin embargo, creo que sólo será una alternativa más entre las muchas que habrá. Será relevante para ciertas aplicaciones, pero estará lejos de desbancar al silicio

Cada investigación ofrece una aportación y muestra una viabilidad para la construcción de celdas solares de perovskita más eficientes, opina la doctora Licea Jiménez. Sin embargo, resalta dos de ellas.

“La investigación de Stanford es muy innovadora y sus resultados son alentadores. Sus grandes aportaciones son, sin duda, el diseño de un domo parecido al ojo de una mosca y los materiales que están utilizando para proteger la estabilidad de la celda de perovskita. Pero creo que aún hay mucha investigación por realizar para obtener paneles con esta tecnología”.

Por otro lado, la científica explica que el estudio de la Escuela Politécnica de Lausana hizo un gran trabajo al construir celdas solares de perovskita que pueden resistir condiciones extremas de radiación solar por muchas horas, con una baja degradación, logrando una eficiencia considerable, que fue del 20%: “Los investigadores de esa escuela saben muy bien cuáles son los puntos críticos para que un producto llegue al mercado, ya que, al comprobar alta resistencia y eficiencia, el método que utilizan podría comercializarse más pronto que otras investigaciones. De hecho, su estudio incluye bajos costos de producción y materiales relativamente baratos, lo cual es un gran acierto”.

En México también se realiza investigación sobre este material. Una de ellas se desarrolla en el Centro de Investigaciones en Óptica (CIO) con resultados interesantes.

“Pienso que la mejor investigación sobre perovskita en México es la que está liderada por el doctor Elder de la Rosa, director del CIO, y ese proyecto es también parte del Cemie-Sol. Este trabajo hace uso de nanomateriales, uno de los cuales es la perovskita”, comenta la investigadora del Cimav, y agrega que, en enero de 2018, el equipo mostró resultados interesantes, con altas eficiencias que son prometedoras.

“La perovskita es un material innovador; sin embargo, creo que sólo será una alternativa más entre las muchas que habrá. Será relevante para ciertas aplicaciones, pero estará lejos de desbancar al silicio”, declara la doctora Licea Jiménez, quien también es investigadora del Cemie-Sol, en donde trabaja actualmente en el desarrollo de materiales para la capa fotoactiva de las celdas solares orgánicas, recubrimientos autolimpiantes para paneles solares e, incluso, realiza experimentos para la creación de celdas solares transparentes.

No Hay Más Artículos
X