Maestros e investigadores de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales analizan diferentes programas estatales y federales en materia energética.

Desde inicios de los años 90, se han creado diversas políticas públicas y programas por parte del gobierno federal y estatal encaminados a un mejoramiento del ahorro y uso eficiente de la energía en México. ¿Cómo ha sido su desarrollo? ¿Han funcionado? ¿Qué hace falta para mejorar esas políticas y programas?

Esas preguntas están siendo respondidas por investigadores de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), sede Ciudad de México, a través del proyecto denominado “Evaluación económica, ambiental y social de la política pública en materia de eficiencia energética”, el cual es apoyado por el Fondo Sectorial Conacyt-Secretaría de Energía-Sustentabilidad Energética desde 2014.

El plan nació en 2013, en la especialidad en Política y Gestión en Energía y Medio Ambiente, impartida en Flacso, la cual, gracias al fondo de Conacyt-Sener, ya se convirtió en una maestría.

“En este trabajo, realizamos una evaluación completa de la política pública en la eficiencia energética, desde su creación institucional, a inicios de 1990, e incluso de algunas instituciones o programas creados antes de esa fecha. Analizamos todos los instrumentos relacionados con la eficiencia energética en el país”, dijo, en entrevista, la maestra Judith Navarro, una de las investigadoras líderes del proyecto.

Nos gustaría, además, poder incidir en los legisladores y tomadores de decisiones para mejorar programas, crear nuevas estrategias para el ahorro de la energía y replicar modelos a nivel local, estatal y federal, con el fin de que las personas usen menos combustibles fósiles y más energías renovables

También se hace una evaluación minuciosa de cada programa en particular, como el del Horario de verano, las Normas en eficiencia energética, el programa Hoy no circula en la Ciudad de México, los modelos Bus Rapid Transit (BRT) o autobuses de tránsito rápido, como el Metrobús, y otros relacionados con la movilidad.

Un objetivo del proyecto es brindar información fidedigna a la población sobre qué es la eficiencia energética y por qué se deberían implementar más programas para el ahorro de la energía.

“Nos gustaría, además, poder incidir en los legisladores y tomadores de decisiones para mejorar programas, crear nuevas estrategias para el ahorro de la energía y replicar modelos a nivel local, estatal y federal, con el fin de que las personas usen menos combustibles fósiles y más energías renovables”, indicó Judith Navarro, quien es maestra en Ingeniería en Energía por la UNAM.

Actualmente, los investigadores de Flacso realizan un análisis de los usos horarios en Quintana Roo, porque el estado ha sufrido muchos cambios en ese ámbito. La idea es demostrar si funcionan, y sugerir nuevas políticas públicas en beneficio de la entidad y de los habitantes.

Gracias a este proyecto, en Flacso ya hay 10 profesionales titulados en la especialidad de Política y Gestión de Energía y Medio Ambiente. Algunos de ellos continuaron con la maestría del mismo nombre y hoy la institución cuenta con 13 alumnos de nivel maestría, quienes son apoyados económicamente por el fondo Conacyt-Sener.

Judith Navarro, junto con la doctora Sara Ávila y el doctor Benjamín Temkin Yedwab, fungen hoy como tutores e investigadores en Política y Gestión Energética y Medioambiental en Flacso México.

Fuente:
http://www.flacso.edu.mx/
No Hay Más Artículos
X