Conoce las partes que la componen y cómo interactúan con el viento.

En una turbina eólica, las palas o aletas giran con la fuerza ejercida sobre ellas por el viento. Al moverse circularmente, hacen girar un eje que, a su vez, impulsa una caja de engranes, la cual hace que un sistema de rotación que está dentro de un generador se mueva a gran velocidad. El generador convierte esa energía de rotación en electricidad, la cual puede usarse directamente en tiempo real o puede almacenarse en un banco de baterías para aprovecharse más tarde.

Hay turbinas de eje horizontal y de eje vertical. El tipo más común de aerogenerador vertical se llama Darrieus, el cual se parece a una batidora de huevos. Sus palas pueden tener formas curvas o verticales, y van paralelas al eje de la turbina.

A diferencia de los modelos horizontales, los de eje vertical siempre estarán alineados con el viento, sin importar cuál sea su dirección. Pueden trabajar incluso cuando el viento sopla a velocidades muy bajas. Son más pequeños y más livianos que las turbinas horizontales, pero, por lo mismo, generan menos energía. Un modelo Darrieus promedio genera 5 KW, lo cual lo hace capaz de calentar un hogar, encender sus luces interiores y exteriores, y recargar un auto eléctrico.

Anna Craig, doctora en Ingeniería Mecánica por la Universidad de Stanford, publicó un estudio, en 2017, en el que demostró que la mejor manera de aprovechar las turbinas de eje vertical es colocándolas en grupos en zonas urbanas, con lo cual se puede obtener más energía, capaz de satisfacer decenas o cientos de hogares en sus necesidades básicas de electricidad.

Este tipo de turbina también puede usarse para bombear agua en áreas rurales. No es peligrosa para las aves de la zona, produce muy poco ruido y no ocupa mucho espacio.turbina eólica de eje verticalInfografía: Rodolfo Pizano para Proyecto FSE

No Hay Más Artículos