POR:Hugo Arce Barrueta
Dispositivo que evita en casa los “consumos fantasma” o “consumos hormiga” de energía.

Los hogares de una ciudad tienen, de forma cotidiana, un desperdicio constante de energía eléctrica que no está bajo control de sus habitantes. A estas fugas de energía se les conoce como “consumos fantasma” o “consumos hormiga” y su principal fuente son los aparatos electrónicos que están conectados a la corriente eléctrica, los cuales extraen cierta cantidad de energía cuando no se están utilizando. Al sumar varios dispositivos en una casa (como televisores, estéreos, servicio de tv por cable, DVD, consola de videojuegos, home theater o cargadores de celular y laptop), el desperdicio representa el 15% del consumo total de energía del hogar, y puede llegar hasta los 700 Kilowatts al año. Estas cantidades, multiplicadas en una colonia, ciudad y estado del país, significan grandes pérdidas económicas.

La solución

La empresa mexicana Switch Off desarrolló una tecnología que supervisa el consumo de energía de los aparatos electrónicos en el hogar y, al detectar que no se están utilizando, los desconecta de manera automática.

Así funciona: Primero, el dispositivo se enchufa a la corriente eléctrica; después, los aparatos electrónicos a monitorear se conectan a Switch Off; éste se enciende mediante un control remoto oprimiendo un botón. Cuando los aparatos dejan de usarse, Switch Off lo detecta y los desconecta al 100% para que no desperdicien energía en modo Stand by. Este desarrollo es funcional para espacios como la sala, el cuarto de juegos o las recámaras, sitios en donde es más común encontrar varios aparatos electrónicos, como pantallas planas, smart TV, consola de videojuegos, estéreo, reproductor de DVD, módem, home theater, impresoras o computadoras, entre otros.

Switch Off es compacto y ligero, casi del tamaño de un mouse, y funciona incluso para nuestros gadgets, como celulares, tabletas y laptops, ya que detecta cuando sus baterías están cargadas al 100% y los desconecta para evitar fugas de energía.

De acuerdo con los desarrolladores de esta tecnología, desconectar al 100% nuestros aparatos aporta varios beneficios: alarga la vida útil de los artículos, los habitantes del hogar tienen una mejor gestión de su electricidad con sólo oprimir un botón y es posible ahorrar hasta un 15% de energía eléctrica al mes.

Cuando los aparatos dejan de usarse, Switch Off lo detecta y los desconecta al 100% para que no desperdicien energía en modo Stand by.

En esta primera versión, Switch Off tiene luces LED que indican cuando el dispositivo está en uso y cuando está próximo a apagar los dispositivos. Es posible conectar hasta tres aparatos, pero, si se requiere monitorear más, puede conectarse un multicontacto para agregar más electrónicos. Su soporte total es de hasta 10 amperios. El control remoto tiene una batería recargable y también puede usar pilas desechables.

Uno de los objetivos de la empresa es que los usuarios no se den cuenta cómo y cuándo funciona Switch Off, con el fin de que sea práctico y que no se convierta en una carga más para los quehaceres que realizamos día a día.

El producto actualmente se encuentra en una versión beta, que tiene un costo de alrededor de 500 pesos; sin embargo, se está perfeccionando para reducir su precio y mejorar su eficiencia. Por ahora, Switch Off se está probando en casas del Estado de México y la Ciudad de México.

De izquierda a derecha: Daniela Gutiérrez, Emanuel García, Fernando García, Juan Carlos Nadal, Sara Isabel Faure.

Los creadores y la empresa

Emmanuel García Ortiz (25 años), Fernando García Torres (24 años) y Juan Carlos Nadal (26 años) se conocieron en la Universidad del Valle de México (UVM) y, antes de terminar la carrera, ya habían trabajado juntos en el desarrollo y la comercialización de productos de domótica (automatización de viviendas).

Su participación en el programa de Enactus UVM los hizo comprender la importancia que tienen los proyectos sustentables en nuestro país y, en 2016 (poco antes de concluir la carrera) comenzaron a crear modelos de negocio con un impacto social, los cuales fueron diseñados gracias a una capacitación que los alumnos recibieron de la Universidad de Stanford.

Después, participaron en el Premio Innovación Sustentable 2017, que realiza Socialab México en colaboración con Walmart, en el que concursaron, justamente, con el proyecto Switch Off, bajo la siguiente idea: “Si un celular puede ponerse en modo ahorro de batería, ¿por qué no podría hacerlo una casa con sólo oprimir un botón?”.

Al equipo formado por estos tres emprendedores (todos ellos Ingenieros Mecatrónicos por la UVM) se le sumó Sara Isabel Faure (25 años), Comunicóloga también por la UVM. En la etapa final del concurso, los cuatro jóvenes tuvieron una estancia en la incubadora de negocios de la Universidad Iberoamericana, donde perfeccionaron su proyecto. El grupo obtuvo el primer lugar del premio, y ganaron 70 mil pesos y métodos de aceleración gratuitos por parte de Socialab y Emprendimiento Social México (Esmex).

Daniela Gutiérrez (25 años), Diseñadora Gráfica (también por la UVM), se sumó al equipo y, juntos, conformaron la startup Switch Off en 2017, la cual se constituirá oficialmente como una empresa durante este 2018.

“Después de obtener el premio, realizamos un crowdfunding con el que obtuvimos 90 mil pesos. Gracias a esto y a las asesorías de diferentes expertos en negocios, aprendimos sobre los diferentes elementos que conforman una empresa y fue como creamos nuestro primer prototipo”, comentó en entrevista Emmanuel García Ortiz.

Los planes

Además de constituir formalmente la empresa Switch Off, los emprendedores realizarán el registro del modelo de utilidad de su producto, es decir, dado que la tecnología no es nueva, registrarán la propiedad intelectual del producto por su uso, el cual sí es novedoso.

También en este año, se comercializará un primer lote de 500 aparatos Switch Off a través de internet y, al mismo tiempo, el producto se perfeccionará y se diseñarán nuevas versiones.

Para 2019, el equipo espera que su innovación pueda encontrarse no sólo en la Ciudad de México, sino en otras partes del país y que su portafolio de productos sea extenso y agregue dispositivos que permitan el ahorro en otros tipos de energía, como el gas y el agua.

“Pensamos, además, seguir participando en los diferentes concursos que hay en el país, como el que realiza Angel Ventures, y elaborar un nuevo fondeo a través de la plataforma Kickstarter”, dijo Emmanuel García.

No Hay Más Artículos
X