Estudiantes de la UAQ instalaron 128 paneles solares.

Los proyectos de energías renovables en hogares o edificios son una buena alternativa para el ahorro de energía y para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero; sin embargo, las universidades serían un mejor lugar para que la sociedad comenzara a vivir los beneficios que tienen las fuentes limpias, esto de acuerdo con el doctor Juvenal Rodríguez Reséndiz, coordinador de la Licenciatura de Ingeniería en Automatización, de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

“Podrían crearse programas especiales dirigidos a los alumnos de Ingeniería para que ellos mismos instalen sistemas de energías renovables en sus facultades”, dijo Rodríguez Reséndiz, y agregó que, en la UAQ, hay comités internos que evalúan proyectos que benefician a la universidad y que ofrecen un valor tanto académico como experimental para los estudiantes.

“Por ahora, la energía solar que recibe el edificio alimenta las luminarias. Es probable que, en un futuro, pueda accionar aparatos electrónicos o computadoras.”

“Uno de estos proyectos fue la implementación de paneles solares por parte de los alumnos de Ingeniería en Automatización, en el edificio de cómputo, el cual es utilizado por diversas carreras, porque la idea es que favorezcan tanto al área de Ingeniería como a la de Humanidades”, expuso el académico.

La instalación de sistemas fotovoltaicos nació gracias a un estudio realizado por alumnos y profesores. En éste, midieron el consumo de energía del Edificio B, que es del Centro de Cómputo de la Facultad de Ingeniería (FI), y los ahorros que podrían obtener mensualmente.

El maestro José Luis Avendaño Juárez, profesor de la FI, coordinó el proyecto, en el que un grupo de ocho alumnos instalaron 128 paneles solares, en ocho meses, con una capacidad de 3 kW/hora, los cuales alimentan una red de luminarias del interior del edificio, así como de pasillos y áreas comunes. Se utiliza un inversor para transformar la energía recibida de corriente directa a corriente alterna, por lo que no es necesario contar con un banco de baterías.

Los estudiantes colocaron luminarias LED que pueden controlarse por medio de una aplicación para dispositivos móviles (como tabletas y celulares) para su encendido y apagado. Pero, además, éstos cuentan con sensores para que su control sea automático. De acuerdo con los estudiantes, las nuevas luces redujeron el consumo hasta en 4 kW/hora, lo que significa que cada semana se reducirán 5 mil pesos en la cuenta del recibo de luz del edificio.

“Por ahora, la energía solar que recibe el edificio alimenta las luminarias. Es probable que, en un futuro, pueda accionar aparatos electrónicos o computadoras. Sin embargo, será necesario, primero, hacer un estudio para determinar los requerimientos tecnológicos. Un primer paso podría ser el desarrollo de controladores para la conversión de la energía y la construcción de nuevos materiales para celdas fotovoltaicas. Creo que [estamos ante] un área de oportunidad para que los alumnos construyan tecnología propia y pongan en práctica sus conocimientos”, señaló Avendaño Juárez, quien es ingeniero en Electrónica por la UAM Azcapotzalco.

El profesor añadió que el costo del proyecto fue de 1.2 millones pesos, el cual tiene un retorno de inversión de entre ocho y 10 años. El ciclo de vida del sistema implementado en la FI es de 25 años, pero, con un mantenimiento básico constante, puede llegar a los 30 años.

Los alumnos participantes fueron Luz María Sánchez Reyes, José Alejandro Solorio Cervantes, Edwin Alejandro Velázquez Arteaga, Ángel Jairo Bárcenas Martínez, Arturo Ferro Loyola, Santiago de Jesús Nava Esquivel, Juan Roberto Correa León y Óscar Pérez Guzmán. Todos ellos estudian actualmente la carrera de Ingeniería en Automatización, en la UAQ.

“Entre nuestros planes futuros, está la implementación de este tipo de proyectos en otros departamentos dentro de la universidad”, comentó Juvenal Rodríguez, quien es doctor en Ingeniería con especialidad en Robótica por la UAQ. Y ése es el siguiente paso: buscar fondos para poder instalar sistemas fotovoltaicos en otros espacios de la Facultad de Ingeniería.

No Hay Más Artículos
X