Sistema híbrido combina unidad de almacenamiento de energía y convertidor muy potente.

El número de plantas eólicas y solares en el mundo se sigue incrementando, y la mayoría se encuentra en ubicaciones descentralizadas de la red y en regiones rurales. Por este motivo, estas instalaciones requieren de un complejo sistema de redes de distribución y estaciones de transformación para entregar la electricidad producida de forma eficiente a los consumidores.

Un problema que existe hoy en día en los sistemas de distribución es que las plantas de fuentes limpias alimentan la corriente directa que generan directamente en la red de mediana y baja tensión a través de convertidores de energía que, a su vez, la transforman en corriente alterna. Por cada planta, hay un gran número de convertidores.

Sin embargo, ese proceso de conversión produce corrientes a diferentes niveles que distorsionan el voltaje, perjudicando la señal en la red de distribución.

Para resolver este inconveniente, investigadores de la Universidad de Erlangen-Nuremberg (Alemania) están desarrollando un sistema híbrido de plantas de compensación, en alianza con científicos, operadores de red y empresarios.

Los investigadores opinan que los operadores de red deberían también poder garantizar una calidad de suministro constante, pero lograr eso con los sistemas y componentes disponibles aún no es posible.

Por eso, los especialistas alemanes han combinado en sólo un sistema una unidad de almacenamiento de energía y un convertidor muy potente que puede influir en la forma de la señal de la red eléctrica. La meta es reducir el número de sistemas individuales.

“El objetivo de nuestro proyecto es ampliar las áreas potenciales de aplicación de los sistemas de almacenamiento de baterías y reducir el número de instalaciones para proporcionar mejores servicios”, explicó Ralf Böhm, investigador asociado del Instituto de Automatización de Fábricas y Sistemas de Producción.

Te puede interesar:  Software Aristóteles para la gestión de plantas de energías renovables

La unidad está equipada con un sistema de almacenamiento de energía de volante de inercia y una batería, además de un convertidor de corriente ajustable que puede influir en la forma de las señales de voltaje.

Los sistemas de almacenamiento de energía de volante de inercia se utilizan para obtener grandes cantidades de electricidad a corto plazo, mientras que la batería almacena energía a largo plazo y la libera bajo demanda.

Por ahora, el producto está en fase de pruebas. El Ministerio Federal de Asuntos Económicos y Energía de Alemania proporcionó fondos para el proyecto por 2.5 millones de euros.

Fuente:
https://www.eurekalert.org/
No Hay Más Artículos