El Centro de Investigaciones en Óptica (CIO) construye el Laboratorio de Innovación y Caracterización de Sistemas Termosolares y Fotovoltaicos.

Un nuevo espacio de investigación y desarrollo en el campo de la energía solar comienza a tomar forma en el estado de Aguascalientes. Su finalidad es forjar recursos humanos especializados, brindar servicios especializados y apoyar el desarrollo de prototipos más competitivos buscando reducir los costos y mejorar su eficiencia. Su nombre es Laboratorio de Innovación y Caracterización de Sistemas Termosolares y Fotovoltaicos, el cual está en etapa de construcción, en el Centro de Investigaciones en Óptica (CIO).

El proyecto surgió gracias a una convocatoria que realizó el estado en 2016, derivada de su agenda de innovación, la cual contempla el impulso de tres sectores clave: automotriz, agroindustria y energías renovables. En este concurso de fondos mixtos participó el CIO, en colaboración con la Universidad Politécnica de Aguascalientes, el Instituto Tecnológico de Aguascalientes, la Universidad Tecnológica de Aguascalientes, la Universidad Panamericana, el Centro de Tecnología Avanzada de Querétaro (Ciateq) y el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi).

“Este laboratorio está planeado bajo tres ejes de acción: Uno es el desarrollo tecnológico de prototipos; el segundo es la formación de recursos humanos especializados, y el tercer eje es la venta de servicios a la industria, que consiste en evaluación, caracterización y pruebas de sistemas comerciales fotovoltaicos y termosolares”, señala el doctor Iván Salgado Tránsito, investigador del Grupo Termo-Solar del CIO en Aguascalientes.

Debido a que muchas de las nuevas tecnologías de conversión de la energía solar no se aplican en México, el nuevo centro pretende ser un puente para que las empresas puedan desarrollar, evaluar o simplemente implementar un sistema solar cuya eficiencia, además, tendrá la garantía de estar validada y probada por un laboratorio de investigación independiente y de clase internacional.

La misión, en un futuro cercano, es que el laboratorio se convierta en un creador de prototipos avanzados de sistemas solares que puedan ser distribuidos por empresas.

“El proyecto consta de tres etapas: La primera consistió en la planeación, el estudio de mercado, el diseño del plan estratégico y el modelo de negocios del laboratorio. La segunda es la adecuación del espacio y la adquisición del equipamiento, que ahora mismo está en marcha y que concluirá, aproximadamente, en el mes de abril de 2018. La tercera etapa es la consolidación, en la que deberá haber una vinculación con las empresas mediante la venta de proyectos”, asegura el doctor Iván Salgado, quien alcanzó este grado en Energía Solar Fototérmica en el Instituto de Energías Renovables (IER) de la UNAM, e hizo una estancia de doctorado en la Plataforma Solar de Almería (España), uno de los centros de tecnología termosolar más importantes del mundo.

Te puede interesar:  La corta carrera de los autos de vapor

Aun cuando el laboratorio se encuentra en la fase de construcción, gracias al apoyo del Conacyt ya cuenta con los recursos humanos y algo de infraestructura del mismo CIO, por lo que ya se están realizando algunos proyectos con aquella industria que tiene necesidad de implementar sistemas de energías limpias en sus instalaciones; hay otras que solicitan diagnósticos energéticos de sistemas fotovoltaicos o termosolares, y también existen firmas que son fabricantes o instaladores que piden al CIO sus servicios de caracterización de paneles solares o calentadores solares. La caracterización es la evaluación de la eficiencia y el funcionamiento de esos paneles o calentadores para corroborar que disponen de la calidad adecuada.

La misión, en un futuro cercano, es que el laboratorio se convierta en un creador de prototipos avanzados de sistemas solares que puedan ser distribuidos por empresas; es decir, la meta no es ser fabricantes ni comercializadores, sino realizar la transferencia tecnológica a una empresa que sí pueda comercializar las innovaciones que se generen en ese espacio.

El Laboratorio de Innovación y Caracterización de Sistemas Termosolares y Fotovoltaicos está financiado por el Conacyt y por el gobierno del estado de Aguascalientes. No solamente será utilizado por investigadores y estudiantes del CIO, sino que también estará abierto a todas las instituciones asociadas.

No Hay Más Artículos