Un investigador del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi), en Querétaro, México, propone un sistema para aprovechar los fuertes vientos ocasionados por un huracán para producir electricidad.

Aunque, en algunos casos, los huracanes se califican como desastres naturales, la fuerza de los vientos que provocan puede representar una oportunidad para el campo de las energías renovables. “Existen maneras de aprovechar los fuertes vientos generados por un huracán para la producción de electricidad, pero aún no han sido desarrolladas”, afirma el maestro en Ciencias Roberto Sosa Cruz, investigador del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) de Querétaro.

El investigador explica que, en teoría, podría instalarse un sistema que constaría de tres elementos. El primero de ellos sería una tecnología que, por medio de algoritmos de inteligencia artificial, pudiera predecir cuándo y dónde se generará un huracán, e incluso otros fenómenos, como tornados y tormentas. Este sensor también podría prever la trayectoria del huracán y la fuerza de sus vientos.

El segundo elemento sería un aparato modular móvil que pudiera instalarse con facilidad en las zonas propensas a recibir estos fenómenos naturales. El sistema contaría con postes cortos, hechos de algún material ligero y resistente, como la fibra de carbono. Estos postes tendrían libertad de movimiento por medio de una rótula, con el fin de generar energía por la fuerte oscilación del viento provocado por un huracán. Aunado a esto, la membrana que cubriría a los postes tendrían materiales piezoeléctricos para producir energía a través de la vibración.

Te puede interesar:  Ingeniero japonés diseña la primera turbina eólica para tifones

“Y el tercer elemento constaría de una red eléctrica subterránea en las zonas en donde hay más ocurrencia de estos fenómenos, con espacios donde se instalen acumuladores, generadores, baterías y todo lo necesario para almacenar energía o distribuirla por la red eléctrica”, comenta Roberto Sosa, quien tiene una maestría en Tecnología Espacial por la Luleå University of Technology (Suecia), y otra en Robótica por la Aalto University (Finlandia). “Una vez que el huracán terminara su ciclo de vida, el sistema tendría la capacidad de desarmarse y removerse del lugar con gran facilidad”.

Esta tecnología, propuesta por el investigador del Cidesi, es nueva, por lo que no existe una estimación de cuánta energía eléctrica podría producir un huracán. El maestro en Ciencias Roberto Sosa señala que existen algunos experimentos para aprovechar la energía de tormentas y huracanes, pero aún están en desarrollo. “Uno de ellos se realiza en Alemania y Suiza, y en él, los investigadores utilizan una especie de papalote controlado por un dron que se sitúa en medio de alguno de estos fenómenos naturales; los fuertes movimientos provocados por los vientos generan energía eléctrica”.

No Hay Más Artículos