La empresa Changing Environments, una startup que nació en el MIT, desarrolló las bancas urbanas Soofa, que incorporan un panel solar con dos puertos USB para conectar dispositivos móviles.

Pronto será extraño decir: “Se me descargó el celular”. La empresa Changing Environments, una startup que nació en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), creó las bancas urbanas Soofa: sitios de descanso para peatones, donde se ha incorporado una estación de carga accionada por un mini panel solar. Cuentan con dos puertos USB para conectar dispositivos móviles. También se conectan a redes inalámbricas.

Estas bancas urbanas fueron instaladas, por primera vez en junio de 2014, en Boston. Hoy están ya en 65 ciudades de 23 entidades de Estados Unidos, incluyendo Nueva York, Washington DC, Los Ángeles y Austin, así como urbes de Colorado y Oklahoma, entre otras. Las bancas Soofa también se han instalado en algunos sitios de Canadá, Costa Rica, Arabia Saudita y Alemania. Changing Environments vende, asimismo, una estación de carga Soofa de forma independiente, la cual puede integrarse en la infraestructura de la ciudad.

La organización fue fundada por tres científicas: Sandra Richter, ex investigadora del Media Lab; Nan Zhao, estudiante de doctorado de ese mismo laboratorio del MIT; y Jutta Friedrichs, graduada de la Universidad de Harvard.

Recientemente, las tres investigadoras y empresarias comenzaron a desplegar su segundo producto accionado con energía solar: el Soofa Sign, una señalización para avenidas y parques, con aplicaciones que muestran los horarios del transporte público y eventos culturales, así como información sobre el clima y otros datos de interés. Éste ya se encuentra en funcionamiento en Boston y Cambridge.

Cada producto Soofa viene equipado con sensores que reúnen datos de tráfico peatonal y pueden ser considerados parte de “internet de las cosas” (IoT), concepto en el que millones de dispositivos cotidianos están conectados de forma inalámbrica e intercambian datos. De acuerdo con la consultora de negocios Gartner, se estima que en el mundo hay 8 mil millones de objetos conectados a internet. En los siguientes tres años, esa cifra puede alcanzar los 25 mil millones, incluyendo accesorios públicos o dispositivos que utilizan las personas.

Te puede interesar:  ¿Qué podría hacer por nosotros una esponja de energía solar?
Fuente: http://energy.mit.edu/
No Hay Más Artículos