Científicos de la Universidad de Hawái en Manoa descubrieron que dos cultivos en las islas de Hawái: caña de azúcar y napier grass (una especie de hierba tropical), pueden secuestrar o aislar más carbono en el suelo de lo que se libera a la atmósfera, lo cual permite que se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero.

La doctora Meghan Pawlowski (líder del estudio) y su equipo monitorearon los cultivos convencionales de caña de azúcar y de napier grass en aquellas islas del Pacífico durante dos años, midiendo la biomasa por encima y por debajo del suelo, y evaluando el flujo de gases de efecto invernadero. Encontraron que ambos cultivos habían secuestrado o aislado con éxito más carbono en el suelo de lo que se liberó a la superficie. El carbono es el principal componente de los gases de efecto invernadero.

El estudio concluyó que la caña de azúcar y la hierba tropical napier grass son cosechas promisorias de biocombustibles porque, al igual que otras gramíneas C4 tropicales, tienen una gran biomasa en su raíz, la cual almacena carbono, por lo que podría compensar los flujos de dióxido de carbono que ocurren durante el cultivo.

Los autores sugieren que, con un manejo adecuado, las materias primas de biocombustible de caña de azúcar y napier grass podrían mitigar el dióxido de carbono, pero advierten que es necesario continuar el estudio para determinar si esto es plausible a largo plazo.

La caña de azúcar ha demostrado tener un gran potencial como biocombustible, no sólo por el ejemplo de Brasil, donde el 90% de los automóviles se mueven con etanol proveniente de ese vegetal, sino porque, en 2016, un equipo dirigido por investigadores de la Universidad de Illinois demostró que hay nuevas formas de producir grandes cantidades de aceite de la caña de azúcar, mucho más baratas que la producción de aceite a partir de la soya. El equipo alteró el metabolismo de la caña de azúcar para convertir los azúcares en lípidos, o aceites, que pueden ser utilizados para producir biodiésel.

Te puede interesar:  Biocombustibles sólidos eficientes
Fuentes:
https://www.eurekalert.org/
https://www.eurekalert.org/
No Hay Más Artículos