En la primera edición del Premio Prodetes, se otorgaron dos premios en la categoría Bronce por cien mil dólares. Los proyectos premiados y anunciados por la Secretaría de Energía el pasado 6 de diciembre son:

1. “Máquina pelletizadora móvil y un quemador de alta eficiencia para micro, pequeñas y medianas empresas”

Ganador: empresa comprimidos de biomasa Todo Pellet – Guanajuato

Todo Pellet es una empresa de base tecnológica que nació en 2012 como una iniciativa de estudiantes de maestría, con mucho entusiasmo por hacer un cambio positivo en la forma de hacer las cosas. En 2015 se materializó como una empresa formal y en 2016 recibió el premio Prodetes.

El proyecto prevé detonar el potencial de un paquete tecnológico que contempla la producción de pellets de insumos agroindustriales a partir del rediseño de sus máquinas pelletizadoras.

También incluye “la construcción de un modelo de quemador de pellets de alta eficiencia para comercios de preparación de alimentos, buscando sustituir el consumo de gas LP, orientado a las Mipymes. Y, por último, el proyecto implica la fabricación automatizada y eficiente de pellets de biomasa residual a partir de materias primas accesibles, como los rastrojos de maíz, de sorgo, de trigo y los bagazos de agave y de caña, así como residuos madereros para consumo local nacional a un precio competitivo contra el gas LP”, afirma el MIQ. Alejandro Méndez, director ejecutivo de Comprimidos de Biomasa Todo Pellet.

Esto favorecerá la reducción de gases de efecto invernadero al disminuir el consumo de combustibles fósiles en las unidades que usen pellets de alta eficiencia.

El proyecto presenta un gran potencial de mercado, dado el número de Mipymes que existen en el país. La principal ventaja competitiva del proyecto radica en el paquete tecnológico versátil que permite fabricar una variedad de productos usando la misma maquinaria, sólo cambiando materias primas y condiciones de operación, y en el valor agregado de sus productos que no dañan el medio ambiente.

“Los pellets fabricados son combustibles competitivos que, a nivel nacional, podrán sustituir al gas LP, diésel de calentamiento e inclusive al combustóleo, siempre con la ventaja de ser mucho más seguros en su producción, manejo, transporte y uso. Tendrán un precio estable que no variará abruptamente por tensiones geopolíticas. Y también, los pellets con los estándares de calidad para exportación a Europa y Asia fomentarían la inyección de recursos del extranjero”, afirma Méndez.

Te puede interesar:  ¿Qué hacer con 2 millones de dólares?

2. “Sistema integral para la destrucción térmica aprovechable de residuos sólidos”

Ganador: PMT Grupo Industrial

El biólogo Carlos Lozano, asesor técnico de este proyecto, lo explica: “El sistema integral para la Destrucción térmica Aprovechable de Residuos sólidos por medio de combustión deflagrante (Sistema DAR) pretende, además de proponer sistemas alternativos para la destrucción térmica de residuos sólidos, adecuados a la humedad y granulometría requeridas para este tipo de combustión, aprovechar la energía térmica generada con el fin de disminuir el consumo de combustibles fósiles en las industrias generadoras de grandes cantidades de residuos sólidos no peligrosos, tales como las biomasas.

“Esto representa beneficios ambientales y económicos para los usuarios de la tecnología, al destruir térmicamente sus residuos sólidos, disminuyendo su volumen y peso en hasta un 95% y teniendo como residuo final un producto inorgánico con aplicaciones que van desde edafológicos agrícolas, hasta cerámicas (ceniza fundida) y otras, utilizando, además, el calor residual para la generación del vapor, aire caliente, agua caliente o aceite caliente del proceso industrial que los genera. Por otro lado, los beneficios económicos representan un ROI (retorno de la inversión) menor a dos años, derivado de ahorros en hasta un 90% del costo de combustibles fósiles y hasta en un 95% del costo de la disposición de residuos sólidos.

“Los combustibles que se pueden adecuar y utilizar con la tecnología de combustión deflagrante van desde las biomasas provenientes de residuos agroindustriales, agropecuarios, silvícolas, acuícolas, industriales o urbanos (combustibles renovables), hasta plásticos y lodos residuales no peligrosos (combustibles alternativos)”.

La finalidad del desarrollo de este proyecto, es su registro como modelo de utilidad y su posterior demostración de funcionamiento y comercialización por parte de la empresa, con el fin de servir como un modelo innovador para la disposición sustentable, eficiente y rentable de los residuos sólidos mexicanos, con gran potencial para la generación de energía eléctrica limpia en la industria mexicana.

La empresa cuenta con más de 35 años de experiencia en el manejo de fluidos para el control de la contaminación atmosférica y más de 20 años en la generación de energía térmica de bajo costo por medio de la combustión de biomasa.

No Hay Más Artículos