En diferentes laboratorios de todo el mundo se trabaja, desde hace algunos años, en encontrar nuevos materiales para la producción y el almacenamiento de hidrógeno de manera más eficiente, ya sea para vehículos o cualquier dispositivo que utilice este tipo de combustible, el cual no genera CO2.

Uno de los experimentos más destacados al respecto se realiza en la Universidad Estatal de Florida (UEF), en donde José Mendoza-Cortes, profesor asistente en la Facultad de Ingeniería, diseñó materiales porosos de metales de transición (compuestos que contienen cobalto, hierro y níquel), que hacen que el hidrógeno se una a ellos. Este diseño podría colocarse en el tanque de un automóvil que usara hidrógeno y lograría que recorriera más kilómetros con menos cargas de hidrógeno. Estos nuevos materiales están hechos de elementos abundantes en la Tierra y, por lo tanto, están disponibles y su obtención es más barata.

José Mendoza-Cortes explicó que la idea es que, dado que el hidrógeno se uniría con los compuestos, podrían empaquetarse mayores cantidades de hidrógeno y condensarse en un tanque. Debido a que el hidrógeno se adhiere fácilmente a estos nuevos materiales, el tanque nunca estaría vacío. Además, el científico encontró que hacía falta un menor gasto de energía para llenar el tanque. “En otras palabras, se puede almacenar más hidrógeno a presiones más bajas y a temperatura ambiente”, dijo el investigador.

En noviembre de 2016, Proyecto FSE publicó que científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav-IPN) están desarrollando diferentes rutas de síntesis de nuevos materiales electrocatalíticos que sean de bajo costo para la producción de hidrógeno en electrocatalizadores tipo alcalinos, debido a que estos dispositivos se pueden construir con materiales más abundantes en la naturaleza y más económicos. Los materiales que se están investigado son níquel (Ni) y cobalto (Co), pero es posible ampliar el estudio a una gran gama de materiales, como cobre, titanio, hierro y fósforo.

Te puede interesar:  Las energías limpias en Latinoamérica: su estado actual

Durante 2016, tres compañías produjeron coches de combustible de hidrógeno porque están apostando a un mercado que podría competir con los carros eléctricos, híbridos y solares: Toyota, Hyundai y Honda.

El Toyota Mirai es uno los primeros autos comerciales que utiliza hidrógeno.

De acuerdo con el Hydrogen Analysis Resource Center (que pertenece al Departamento de Energía de Estados Unidos), la producción mundial de hidrógeno en 2016 alcanzó los14,265 millones de pies cúbicos estándar.

Fuentes:
https://www.eurekalert.org/
Hydrogen Analysis Resource Center
http://hydrogen.pnl.gov/
No Hay Más Artículos