Mientras estudiaba la universidad, Jonatan Hernández Díaz se enfocó en el desarrollo de tecnologías para la producción de biocombustibles. Su meta era producir biodiesel de buena calidad, pero, en el camino, descubrió que podía elaborar un diésel químicamente similar al diésel convencional, pero con mucha menor huella de contaminación ambiental.

Fue así como nació DerTek, empresa que produce un tipo de diésel avanzado, al que han llamado Biodinox, y que cuenta con muchas ventajas: “Puede sustituirse por el diésel de petróleo sin afectar el rendimiento del motor, expulsa 80% menos CO2 que el diésel tradicional y su contenido de azufre es de una parte por millón, lo cual es muy bajo en comparación con el convencional, que tiene 15 partes por millón”, explica Jonatan Hernández, quien se graduó de la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas, del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en la Ciudad de México. Tenía sólo 23 años cuando fundó la compañía.

El ingeniero Hernández Díaz comenta que la cadena de producción también es sustentable, porque este diésel mejorado se extrae de la semilla de la higuerilla, una planta muy común y abundante, que en México es considerada como maleza.

“Estamos construyendo una fábrica en Oaxaca. En 2014 generamos 400 empleos y, al cierre de 2016, alcanzaremos los 5 mil; todo esto, gracias a la siembra y cosecha de la higuerilla que realizan nuestros productores asociados, quienes están aprovechando [mejor] sus tierras y, al mismo tiempo, crean empleos”, expone Hernández.

“Aplicar 1,000 litros de nuestro diésel avanzado para que funcionen las máquinas evita lanzar 3.2 toneladas de CO2 a la atmósfera”

La planta de DerTek cuenta con cuatro reactores, una torre de destilación, máquinas de limpieza de semillas y tanques de neutralización. El sistema extrae el aceite de las semillas y realiza la conversión a biocombustible.

Te puede interesar:  Apasionante, el potencial que tiene la bioenergía en diversas regiones

La planta de Oaxaca, que iniciará operaciones en 2017, generará 27 toneladas diarias de biodiésel avanzado (Biodinox), el cual ya se ha probado en algunas empresas, entre las que destaca una minera de Puebla que utiliza el Biodinox para sus calderas.

“Aplicar 1,000 litros de nuestro diésel avanzado para que funcionen las máquinas evita lanzar 3.2 toneladas de CO2 a la atmósfera”, explica Jonatan, quien tiene una solicitud de patente (en trámite) por el proceso productivo de su sistema.

DerTek ha merecido varios reconocimientos: en 2012 obtuvo el Premio Santander a la Innovación Empresarial; en 2013 ganó primer lugar del Torneo Alterno del Cleantech Challenge México; y, en 2014, ganó el primer lugar del Premio Iberoamericano de Alto Impacto en México. Para 2017, espera levantar inversión con un fondo institucional para replicar su modelo en otros estados de la República.

No Hay Más Artículos