La tecnología de monitoreo en parques eólicos podría verse beneficiada por el uso de vehículos aéreos autónomos, mejor conocidos como drones, para monitorear y diagnosticar las turbinas de aerogeneradores. El doctor Luis Enrique Sucar, doctor en Computación por el Imperial College de Londres, Inglaterra, y actualmente investigador titular en el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), comenta que “uno de los problemas que tienen los parques eólicos, en particular en zonas de vientos muy fuertes, como Oaxaca, donde se asienta la mayor parte de los parques de México, es el de la falla y el desgaste en los álabes, y resulta muy costoso y complejo para una persona subirse a estas grandes torres para revisarlos”. Por eso, en el INAOE han empezado a explorar técnicas de robótica para parques eólicos. “En particular, estamos empezando a desarrollar drones, vehículos aéreos autónomos, para poder llegar hasta las turbinas, monitorearlas y diagnosticarlas”, afirma el doctor Sucar.

Por otro lado, dentro del proyecto, apoyado por Cemie-Eólico, “Sistema telemático embebido para monitoreo y diagnóstico de transmisiones en generadores”, a cargo de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), se trabaja también en innovación de monitoreo. Un equipo de expertos, cuyo líder técnico es el doctor Juan Carlos Jáuregui, construye un sistema autónomo de monitoreo de las condiciones de operación para poder predecir el comportamiento de la máquina de manera continua y reportar dichos datos. “Los sistemas industriales parten de una medición única, a la que llamamos ‘fija’, que es instrumental, es decir, de máquina a máquina. Pero el comportamiento de las aspas y el de diversas partes de la máquina sólo se entienden cuando la máquina está rotando, y ahí es donde nosotros estamos trabajando: desarrollamos una tecnología para transmitir los datos, cuando el sistema esté en rotación, a una base fija. Ésa es una de las innovaciones que nosotros estamos impulsando”.

Desarrollamos una tecnología para transmitir los datos, cuando el sistema esté en rotación, a una base fija.

Por último, el doctor Enrique Muñoz de Cote, también investigador titular del INAOE y director del Laboratorio de Sistemas Inteligentes COLD de dicha institución, nos comenta: “El proyecto pretende simplificar el proceso de inspección de torres eólicas, algo que, en la actualidad, se hace de manera no sistemática y con altos costos, debido al personal altamente calificado que se requiere. Nuestra apuesta apunta hacia la autonomía de la solución que proponemos, donde nuestros drones toman decisiones de navegación e inspección de forma autónoma, logrando, con esto, disminuir los costos de operación”. La solución sugerida por este equipo conlleva superar problemas no triviales sobre cómo lograr una operación constante y estable bajo condiciones de viento y, sobre todo, cómo conseguir un grado de autonomía que garantice tanto la seguridad de la estructura a inspeccionar, como la de los operadores y el vehículo.

No Hay Más Artículos
X