POR:Susana Tamayo
Entrevista con el profesor Robert Gross, del Imperial College y codirector del Energy Research Centre (UKERC UK)

La creciente incorporación de energías limpias al mix energético de cada país requiere de expertos en políticas energéticas que regulen el crecimiento y explotación de éstas de forma ordenada, conservando el balance dentro de las estructuras económicas, sociales y ambientales.

Del 29 de febrero al 3 de marzo de 2016, se llevó a cabo la Semana de la Innovación Energética entre Reino Unido y México, con el fin de intercambiar conocimiento y oportunidades en temas energéticos. Para ello, visitaron nuestro país empresarios, académicos y científicos expertos en energías renovables. Uno de ellos fue el doctor Robert Gross, director del Centro de Política Energética y Tecnología del Colegio Imperial de Londres y codirector del Centro de Investigación Energética de Reino Unido (UKERC UK, por sus siglas en inglés). Gross es experto en política energética y tiene intereses disciplinarios en economía, ingeniería e innovación; sus trabajos de investigación se utilizan y citan continuamente como base para el desarrollo de proyectos renovables.

Durante su visita a México, (que no fue la primera), Gross exaltó su gusto e interés por el país comentando que somos una nación interesante y atractiva para el Reino Unido por varias razones, como representar una de las economías emergentes más importantes y ser un mercado en crecimiento. En su conferencia, ofreció una perspectiva clara, puntual y ordenada de cuál es el panorama de nuestro país en temas de energías renovables, y consideró que, para lograr un desarrollo de manera exitosa ante la reforma energética actual, es fundamental establecer reglas, usos y costos.

Las oportunidades y las decisiones

“México se está embarcando recientemente en un proceso de liberalización y privatización. Tiene objetivos a diferentes plazos en energías renovables y cambio climático; además, cuenta con fantásticas fuentes renovables que son una oportunidad”, dijo Gross. Para el experto, es importante aprender de las lecciones de otros países, usar lo que funciona en otras regiones para reducir costos y competencia; e incluso aprender de los errores y aciertos del Reino Unido, que ha migrado hacia una economía en pro del medio ambiente. Aunque el reto, en realidad, “radica en combinar la eficiencia del mercado con los objetivos energéticos y, al mismo tiempo, generar grandes empleos, grandes oportunidades para el país”, mencionó Gross.

Para lograrlo, sería necesario comenzar a tomar decisiones clave que permitieran, en una primera fase, por ejemplo, integrar las energías renovables en el mercado de la electricidad nacional. Gross lo considera posible a través de tres elementos fundamentales: el primero está relacionado con la regulación; quien establezca las reglas y la operación total deberá establecer reglas justas y objetivas. El segundo consiste en diseñar un mercado que permita sacar tanto provecho como sea posible de las energías renovables. El tercero es la creación de una estructura de soporte, conocida como feed-in tariffs, un esquema del gobierno del Reino Unido, diseñado para pagar a quien genera electricidad, para quien instala o ha instalado un sistema de energía renovable.

Al respecto, Gross comentó: “Muchos países las utilizan de la mano con un contrato de precios fijos a largo plazo, por 10 o 15 años, que garantice la cantidad acordada que se pagará por watt de energía renovable; esto es muy importante, porque da confianza a los inversionistas; y, si esto ocurre, se reduce el costo del monto prestado y, por lo tanto, se reduce el costo de los proyectos de energías renovables”.

Recursos humanos con habilidades y educación, la clave

Si bien la transición energética no es sencilla, una manera de avanzar con los menos obstáculos posibles es, primero que nada, explicar a las personas por qué vale la pena apoyar las energías renovables, cuáles serán los beneficios que se obtendrán de ellas, e incluso exponer la necesidad de ir eliminando el subsidio con el fin de abaratar costos. “Energías renovables más baratas para todos, ésa es la idea”, subrayó Gross: “No se debe renunciar a detallar con precisión cómo quieres diseñar tu mercado. ¿Debo copiar el modelo del Reino Unido? ¿Debo copiar el modelo escandinavo? ¿El de Estados Unidos? ¿Cuál de ellos: el de California o el de la Costa Oeste? Porque lo que realmente importa es encontrar aquello que funcione cada nación, para México en este caso; estar seguro de que diseñaste un modelo que funciona para el país; y, para lograrlo, debes encontrar las personas correctas, tienes que invertir en recursos humanos con habilidades, en educación, y debes tener un ambiente regulado para que todo funcione bien conforme a las reglas”.

[bctt tweet=”No se debe renunciar a detallar con precisión cómo quieres diseñar tu mercado.” via=”no”]

Para Gross, una de cuyas principales actividades es viajar alrededor del mundo (tanto por placer como por negocios), países tan distintos y alejados el uno del otro como México y China, por ejemplo, coinciden en enfrentar los mismos retos, así como en plantearse objetivos muy similares, tales como el diseño, la liberalización del mercado y las tarifas. Visitarlos y participar en conferencias le ha permitido entender mejor las necesidades de cada región, y escuchar las opiniones de los principales actores de cada área.

No Hay Más Artículos
X