Si tomamos en cuenta que, tan sólo en Estados Unidos, el valor económico del total de electricidad desperdiciada durante 2013, debido a decisiones deficientes en cuanto a selección de tecnologías o soluciones pertinentes, ascendió a 80 mil millones de dólares, podemos afirmar que la epidemiología energética, además de ahorrar emisiones de CO2 y energía, le evitaría cuantiosos gastos a los países que la aplicaran.

El Reino Unido tiene como objetivo llegar a cero emisiones provenientes de edificios para 2050. Se espera que, en los próximos años, los países más proactivos destinen miles de millones de dólares para transformar edificaciones ineficientes en edificios energéticamente eficientes. Los resultados que se obtengan desde el campo de la epidemiología energética ayudarán a que el dinero se invierta adecuadamente.

Sin embargo, esta área multidisciplinaria de investigación tiene algunos retos que enfrentar antes de ser apoyada y usada de forma masiva.

El RCUK Centre for Energy Epidemiology (CEE, el primer centro del Reino Unido dedicado a la investigación en esta rama) ubica los siguientes obstáculos para esta rama joven dentro del campo de la investigación epidemioenergética.

Obstáculos

  • Poco acceso a datos de alta calidad sobre los cuales poder fundamentar otras investigaciones.
  • Falta de métodos analíticos establecidos para manejar interacciones complejas entre personas, lugares, sociedad y energía.
  • Carencia de resultados rápidos, exactos y precisos que ayuden a los tomadores de decisiones.
  • Riesgo de que, si se carece de actividad multidisciplinaria en un área tan compleja como la energía, se puede llegar a un foco estrecho y a una comprensión incompleta de los problemas.
  • Vinculación pobre entre la teoría y la práctica (lo cual no ayuda a crear herramientas y guías que puedan ponerse en práctica en el sector) y los que generadores de las políticas.

Entre las soluciones que propone, destacan…

Soluciónes

  • Hacer investigación y publicar guías de tecnología de monitoreo energético para mejorar la recolección de datos.
  • Construir nuevos marcos de datos de alta calidad y datasets sobre los cuales construir un entendimiento más robusto de la demanda energética.
  • Desarrollar técnicas de manejo y de análisis de datos que permitan maximizar su valor, tanto para tomadores de decisiones como para la industria.
  • Desarrollar nuevos modelos que usen los hallazgos de la epidemiología energética para explicar mejor la demanda de energía.

No Hay Más Artículos
X