En Dinamarca existe una “máquina de olas”, tecnología desarrollada para integrar lo mejor de las energías solar, eólica y del océano entre sí: “Hemos encontrado un gran valor en la combinación que resulta del viento y las olas, y también de la energía solar”, comenta en video Laurent Marquis, gerente técnico de Wavestar, desde su sitio web.

Esta plataforma flotante que lleva consigo poderosas máquinas para convertir el movimiento de las olas del mar en electricidad, tiene como ambicioso objetivo incrementar la producción de cada máquina a 6 megawatts, suficiente para que cada una de ellas ilumine alrededor de 4 mil hogares daneses.

wavestar

Wavestar es un concepto que nació en el año 2000, surgido de la mente de Niels y Keld Hansen, marineros que se propusieron, como reto, producir energía. Para lograrlo, colocaron una larga hilera de boyas sumergidas en el mar, las cuales, por el movimiento natural del agua, suben y bajan, permitiendo que la energía se produzca de manera continua, sin importar los cambios de marea o los embates del clima. Su diseño inicial fue tan bueno, que la idea fue comprada por la empresa Wave Star.

Además de su preocupación por generar energía eléctrica sin afectar el medio ambiente, parte de su propuesta prevé también la evolución del parque eólico convencional hacia la construcción de parques de energía, desde los cuales cada uno de los proveedores de soluciones e innovación trabaje en conjunto, en lugar de competir.

Fuente: wavestarenergy.com

No Hay Más Artículos