Cómo trabajará el Clúster de Bioalcoholes de CEMIE-Bio

“El uso masivo del bioetanol como combustible automotriz ya está en puerta”: Arturo Sánchez Carmona

“Pemex ya está haciendo la tercera prueba a nivel nacional sobre distribución y uso del bioetanol ya que se adicionará a la gasolina, y por lo tanto, será de uso masivo, a diferencia del biodiesel, que se usa muy poco aquí en México”. Así opina, en entrevista, Arturo Sánchez, responsable técnico del Clúster de Bioalcoholes de CEMIE-Bio.

En ProyectoFSE, tuvimos oportunidad de platicar con el doctor Arturo Sánchez Carmona, responsable técnico del Clúster de Bioalcoholes de CEMIE-Bio, sobre el grupo que lidera.

La misión de dicho clúster es proveer de tecnología a México para producir biocombustibles líquidos para el sector autotransporte. “El plan es que podamos proporcionar paquetes tecnológicos para la producción de bioalcohol, a partir, ya sea de rastrojo de maíz y bagazo de caña o de agave o paja de trigo, en dos años. En ese lapso, vamos a mostrar, a nivel piloto, tecnologías que, así lo sabemos, pueden ser usadas aquí en México”.

Las cuatro etapas

En el Clúster de Bioalcoholes organizaron los paquetes de trabajo en concordancia con las etapas de fabricación de este biocombustible en una biorrefinería. En el clúster participan 14 grupos de trabajo, 10 de ellos son nacionales y 4 son extranjeros. A este respecto, Sánchez Carmona comenta que la primera etapa importante es el pretratamiento que se le da a la biomasa. “El Cinvestav Guadalajara tiene muchos años de experiencia en ese tema; y ahora, para el proyecto del clúster, se incorporan la Universidad Autónoma de Coahuila y el Centro de Biotecnología de la Universidad de Concepción, Chile”.

“La segunda etapa de procesamiento después del pretratamiento se conoce como sacarificación enzimática”. En este paso, “le sacamos a la biomasa los azúcares que necesitaremos luego, para la tercera etapa, que es la fermentación”, afirma el investigador mexicano del Cinvestav.

La institución líder de estas dos etapas es el Centro de Investigación de Asistencia Tecnológica del estado de Jalisco, el Ciatej. “Sus expertos son muy buenos en estas disciplinas, y cuentan con gran experiencia industrial porque trabajan muy cerca con la industria tequilera”.

La cuarta etapa, “una vez que ya tenemos el alcohol, consiste en purificarlo para que pueda ser utilizado como combustible” afirma el doctor Sánchez Carmona. En esta etapa trabajará el grupo de destilación de la Universidad de Guanajuato, cuyo líder es el doctor Salvador Hernández Castro.

Además, para el tratamiento de residuos que todavía tengan cierto valor, se generará biogás, que servirá como combustible para la biorrefinería. Mediante otro tratamiento se trabajará también con lignina; se busca producir biocatalizadores “que puedan ser utilizados, por ejemplo, para producir biodiésel, y ahí nos conectamos con el otro clúster, el de biodiésel avanzado. La idea es tener una biorrefinería que no produzca residuos y que consuma un mínimo de agua, para así contribuir a minimizar el impacto en el medio ambiente, esto es, producir combustibles que sean neutrales con respecto a las emisiones de carbono y producirlos con procesos de mínimo impacto ambiental”.

Te puede interesar:  Tonio Buonassisi Vocación, enfoque y equilibrio

Innovación

El Clúster de Bioalcoholes está desarrollando sus propias tecnologías en las líneas que sabemos que son importantes a nivel internacional, pero también explora establecer vínculos con jugadores internacionales clave que podrían, en un momento dado, colaborar con el clúster proveyendo tecnologías que sean de interés para el sector productivo.

Estamos haciendo una biorrefinería de bioetanol de cuarta generación usando bacterias superproductoras de biocombustibles. Clic para tuitear

Entre las tecnologías propias que menciona Sánchez Carmona, está el desarrollo de bacterias modificadas, que funcionan como altas productoras de biocombustibles para generar bioalcohol de cuarta generación. “Con el doctor Antonio de León (del Departamento de Biología molecular del IPICYT) estamos haciendo una biorrefinería de bioetanol de cuarta generación, en la que utilizamos estas bacterias superproductoras de biocombustibles”. También trabajan con la doctora Idania Valdez, del Instituto de Ingeniería de la UNAM: “Estamos explorando la producción de biobutanol, otro biocombustible que se empieza a considerar como una posible alternativa importante para el futuro. Este biocombustible lo estamos produciendo también con bacterias que la doctora Valdez ha estado adaptando para mejorar su rendimiento en procesos diseñados con técnicas novedosas. A éste lo llamamos biobutanol de segunda generación porque, a diferencia de lo que está haciendo De León, Valdez no modifica genéticamente las bacterias, sino que las va adaptando”.

Otros procesos importantes

El análisis de sustentabilidad también se hace en el Cinvestav Guadalajara. Se han incorporado a esta línea el Departamento de Ingeniería Química de la Universidad Autónoma de Yucatán y el Departamento de Ciencias de la Ingeniería de la Universidad de Oxford. El objetivo de este grupo de trabajo, afirma Sánchez Carmona, “es hacer el análisis del impacto que tienen las tecnologías que nosotros estamos desarrollando, tanto en el ámbito económico (porque es importante que sea rentable), como en el ámbito social y ambiental. Tratamos de hacer el análisis de sustentabilidad en estas tres dimensiones para luego incorporar a las biorrefinerías a lo que se conoce como análisis de ciclo de vida del biocombustible”.

Sánchez Carmona concluye: “Estoy absolutamente convencido de que vamos a proporcionar plataformas tecnológicas para que, efectivamente, México se actualice en cuanto a la producción de estos biocombustibles, que tienen que usarse pronto en los automóviles en México. Los avances que tenemos, en cuanto a alianzas y relaciones con jugadores internacionales, van también por buen camino. Ellos ven a México como un terreno interesante, terreno fértil para empezar a hacer este tipo de trabajos que traigan un beneficio tanto a la comunidad como para el medio ambiente”.

No Hay Más Artículos