Hasta hace pocos años, las plantas solares fotovoltaicas en Latinoamérica eran desconocidas, aun cuando las primeras de ellas en la región representaron un gran paso en la generación de electricidad a partir de combustibles limpios, como el Sol. Todavía es un sector en crecimiento y la cantidad de producción de MegaWatts dista mucho de alcanzar la de las grandes plantas solares, algunas de ellas situadas en Estados Unidos, que superan los 500 MW. Sin embargo, la producción de 100 MW o más (producción liderada por Chile en América Latina) ya es un punto a favor en la reducción de CO2 y en el ahorro en costos de electricidad para habitantes, empresas y gobiernos.

SolarCAP1-2

Amancer Solar CAP

Amanecer Solar CAP.

Esta planta solar fotovoltaica se encuentra a 37 kilómetros de Copiapó, en medio del desierto de Atacama, en Chile. Tiene una capacidad instalada de 100 MW, que corresponde al consumo anual de 125 mil hogares de aquel país. La instalación fue realizada por la firma estadounidense Sunedison, la cual brinda electricidad a la empresa minera CAP, pero también está conectada con el Sistema Interconectado Central (SIC) de Chile.

La granja cuenta con 310 mil módulos fotovoltaicos repartidos en 250 hectáreas, cuya construcción se llevó seis meses, con un costo de inversión de 250 millones de dólares. Se inauguró en 2014 y cada año genera 270 GWh. De acuerdo con sus constructores, esta planta evita la emisión a la atmósfera de más de 135 mil toneladas de CO2 anuales, lo que equivale a que dejaran de circular más de 30 mil automóviles.

Nacaoma

Parque Fotovoltaico Nacaome y Valle

Parque Fotovoltaico Nacaome y Valle.

Esta instalación, inaugurada en 2015, se ubica en el municipio de Nacaome, en el departamento de Valle, en Honduras. Originalmente sería una planta con una capacidad de producción de 100 MW; sin embargo, tanto sus constructores como el gobierno local aseguran que alcanza los 145 MW en horas de mayor irradiación solar, esto es, entre las 11 y las 14 horas del día. La cifra representa el 8.1% de la electricidad demandada por Honduras.

Te puede interesar:  Criaturas que inspiran

Con una inversión de 232 millones de dólares, esta granja cuenta con 480,500 paneles solares en una extensión de 1 millón de metros cuadrados, cuya producción permite abastecer a más de 71,500 hogares del país. Fue construida en 10 meses por el consorcio hondureño Sopossa-Cohessa, propietario de las empresas locales Solar Power y Compañía Hondureña de Energía Solar.

desierto-atacama

Región III en el desierto de Atacama

El Romero Solar.

Se acaba de iniciar la construcción de esta granja solar fotovoltaica, que se encuentra en la comuna de Vallenar, de la Región III en el desierto de Atacama, Chile. Ese desierto es considerado como uno de los lugares con mayor irradiación solar de todo el mundo, sin importar la estación del año. La compañía constructora, Acciona Energía, invirtió 343 millones de dólares en ese parque, que tiene una potencia máxima de 247 MW, lo cual lo sitúa como la mayor planta solar fotovoltaica en Latinoamérica.

Se espera que la granja inicie operaciones a mediados de 2017, y entonces producirá cada año 505 GWh de energía limpia, equivalente a la demanda eléctrica de 245 mil hogares chilenos, evitando la emisión a la atmósfera de unas 485 mil toneladas de CO2. También estará conectada al SIC de Chile. El Romero Solar se extenderá sobre una superficie de 280 hectáreas y contará con 777,360 módulos fotovoltaicos de silicio policristalino, que totalizan una superficie de captación solar de más de 1.5 millones de metros cuadrados, equivalente a 211 campos de futbol.

No Hay Más Artículos