Por primera vez se realizará en la Ciudad de México una competencia de Fórmula E. Se trata de una carrera profesional de autos eléctricos, organizada por la Federación Internacional del Automovilismo (FIA), la cual no sólo busca promover el uso de este tipo de vehículos en el mundo, sino servir como plataforma y laboratorio para la investigación y desarrollo de sistemas eléctricos que no contaminen el medio ambiente.

La primera temporada de esta carrera comenzó en Beijing, en septiembre de 2014, y finalizó en Londres, en junio de 2015. Hubo competencias en un total de 10 urbes. Esta segunda temporada, que agrega a la Ciudad de México, da el banderazo de salida otra vez en Beijing y culmina en Londres, en julio de este año. En México, la carrera de Fórmula E se celebrará el sábado 12 de marzo, en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Será el round 5 de la temporada.

Los motores

En el primer campeonato, todos los autos tenían motores y características técnicas iguales. En este segundo encuentro, ocho marcas fabricaron el suyo. Los coches eléctricos que compiten en la Formula E alcanzan velocidades de hasta 225 km/h y aceleran de 0 a 100 km/h en sólo tres segundos. La británica McLaren Electronics Systems es uno de los principales desarrolladores de motores eléctricos. Éstos pesan 26 kg y tienen una potencia de 200 kW, equivalente a 270 caballos de fuerza. Los vehículos producen casi 80 decibeles de ruido (los de la Fórmula 1 llegan a alcanzar los 160 decibeles). Las baterías fueron diseñadas por Williams Advanced Engineering; tienen una potencia de 28 kWh y pueden recargarse en sólo 30 minutos.

Te puede interesar:  Opciones de entretenimiento para niños y jóvenes enfocadas a la ciencia

Álvaro Buenaventura, director comercial para Las Américas (es decir, para todo el Continente Americano) de la Fórmula E, comenta sobre las estaciones de recarga de los autos: “Trabajamos con la compañía Aquafuel para el sistema de carga de energía de los autos. Esta empresa desarrolló generadores que en el pasado trabajaron con diésel y que ahora lo hacen con glicerina proveniente de algas. Los coches se recargan en media hora. La glicerina no genera ningún tipo de contaminación. Estos generadores los llevamos a cada carrera y brindamos información al público asistente para que conozca este tipo de adelantos tecnológicos”.

Cada competencia dura 50 minutos y, a la mitad, los conductores deben hacer un cambio de vehículo porque una carga completa de las baterías dura aproximadamente 25 minutos. Los organizadores esperan que en las próximas carreras, además de que cada equipo desarrolle su propio motor eléctrico, diseñe sus propias baterías.

Fuente: www.fiaformulae.com
No Hay Más Artículos