Desde el año pasado, la compañía Google había afirmado que está en camino de cumplir su meta de que todas sus operaciones se realicen con energía 100% renovable. Una prueba de ello es la reciente adquisición de la antigua sede Hemlock Semiconductor, en Clarksville, Tennessee (Estados Unidos), con el objetivo de transformarla en un centro de datos que funcionará con energía solar y eólica.

Estos centros son de gran importancia para las operaciones de Google. En ellos se resguardan los servidores que almacenan y controlan toda la información de la empresa y de los usuarios que utilizan los servicios de la firma. El buscador web de Google es el más socorrido en el mundo, pero además cuenta con diversas empresas que manejan datos y contenidos de millones de usuarios, como, por ejemplo, YouTube.

La marca planea realizar una inversión de 600 millones de dólares, para la construcción de una granja solar y otra eólica cerca del sitio donde se instalará el nuevo centro de datos, que será el octavo en Estados Unidos y el número 15 en el mundo. La empresa hizo un acuerdo con la Autoridad del Valle de Tennessee (TVA), con el fin de trabajar en conjunto, tanto para suministrar energía a la red eléctrica del estado, como para futuros proyectos de energías limpias. Google es el mayor comprador de energía del mundo y, a la fecha, ha firmado contratos por más de 2 Gigawatts de generación de energía renovable.

Fuente: www.tn.gov
Te puede interesar:  ¿Podrían convertirse el ruido y los sonidos en energía?
No Hay Más Artículos