Antes de instalar una granja eólica, es preciso considerar varios aspectos. El principal es que en el lugar debe haber suficiente recurso eólico para producir electricidad y que su producción sea económica, viable y eficiente. Para eso, se requiere de un análisis de datos muy precisos y detallados, estudios técnicos y económicos que nos permitan determinar la viabilidad del proyecto.

“Una vez que ya sabemos que un sitio es adecuado y rentable, tenemos que determinar qué tecnología se va a implementar. Una de las ventajas de los aerogeneradores es que hay una gran variedad de ellos: de eje vertical, de eje horizontal, pequeños, grandes, interconectados a la red o aislados, aquellos que están mar adentro, en tierra firme… en fin, la variedad es inmensa. Hacer una buena selección de los aerogeneradores es vital, explica el doctor Rafael Campos Amezcua, investigador del Instituto de Energías Renovables (IER) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Una vez seleccionado el tipo de aerogeneradores, éstos deben distribuirse de manera adecuada para aprovechar al máximo el recurso eólico disponible y disminuir los impactos ambientales. Se debe planear, además, la correcta distribución de la electricidad por medio de la red para su buen aprovechamiento.

El científico asegura que “al producir electricidad, siempre habrá un impacto, pero la energía eólica es de las fuentes que menos reacciones adversas producen en el medio ambiente. Algunos problemas causados por los aerogeneradores para las personas que viven cerca de ellos son el ruido y la contaminación visual. Otro impacto en contra lo resienten las aves; nosotros tratamos de aprovechar el flujo del viento, pero las aves también aprovechan las corrientes de aire. En México las especies más afectadas son los murciélagos que, al usar las corrientes de viento, eventualmente chocan con los aerogeneradores”. Una forma de reducir este impacto, nos dice Campos Amezcua, es colocar marcas de colores en las aspas, así como dispositivos sonoros para ahuyentar a las aves.

Oaxaca es uno de los lugares con vientos privilegiados alrededor del mundo para explotar la energía eólica Clic para tuitear

Las granjas eólicas más grandes de México se encuentran en Oaxaca. De acuerdo con el investigador de la UNAM, este estado tiene vientos privilegiados. Ahí se presentan ráfagas parecidas a las que se encuentran mar adentro. Para dimensionar su potencial, los aerogeneradores instalados en Oaxaca trabajan con factores de capacidad de entre 55 y 60%, mientras que en Europa, estas características son del 30%.

Te puede interesar:  Diseñan sistema automatizado para manufactura de palas de aerogeneradores
No Hay Más Artículos