POR:Hugo Arce

La compañía mexicana Ecubo comercializa un panel solar híbrido llamado Ecomesh, capaz de generar simultáneamente electricidad y agua caliente.

La idea de la cubierta nació en 2011, en la Universidad de Zaragoza, España, mientras tres estudiantes de doctorado preparaban un proyecto solar para competir en el Decatlón 2012, un concurso internacional universitario sobre estudios de sustentabilidad. Los estudiantes en cuestión eran Alejandro del Amo, Gonzalo Brun y el mexicano Daniel Sanginés.

El reto

En las grandes urbes, los edificios y casas cuentan con poco espacio para captación solar en las azoteas y es casi imposible (o muy costoso) instalar ambos sistemas: fotovoltaico y térmico. El reto era lograrlo. Para ello, se diseñó un panel solar que conjunta esas dos tecnologías con aditivos innovadores patentados, que lo hacen más eficiente que los módulos híbridos convencionales.

La solución

El panel solar híbrido Ecomesh, de la empresa mexicana Ecubo, genera simultáneamente electricidad y agua caliente usando los rayos del Sol. Al agua caliente se le da uso sanitario y para calentamiento de albercas, y puede utilizarse para calefacción, por lo que este dispositivo es ideal para hospitales, hoteles, centros deportivos y empresas con alta demanda de electricidad y agua caliente.

Los módulos híbridos existen desde hace 20 años; sin embargo, su eficiencia energética es baja. El módulo Ecomesh promete triplicar la producción térmica en comparación con los paneles híbridos convencionales. También aumenta en un 15% la generación eléctrica respecto a los sistemas fotovoltaicos tradicionales. ¿Cómo lo logra? El producto incorpora una cubierta transparente y aislante que alberga gas inerte. Éste reduce las pérdidas por convección (método de transferencia de calor), con lo que mejora la eficiencia térmica y fotovoltaica. Esta innovación ya fue patentada en España.

Otra ventaja competitiva es que este panel reduce en un 40% la superficie de captación que se necesitaría si se instalaran sistemas fotovoltaicos y calentadores por separado. El panel mide 1 x 1.64 metros, pesa 45 kilogramos, puede calentar el agua hasta 80 grados Celsius, tiene una potencia de 240 Watts y cada módulo genera 32 kWh/mes.

DANIEL-SANGINES

Daniel Sanginés

El co-creador

Daniel Sanginés es mexicano, nacido en Montreal, Canadá, en 1980. Obtuvo una licenciatura en Ingeniería Mecánica en la UNAM. Se fue a España en 2007 con una beca del Conacyt, y allá estudió dos maestrías: en Energías Renovables y Eficiencia Energética, y en Sistemas de Información Geográfica y Tecnologías de Teledetección, ambas en la Universidad de Zaragoza. Al terminarlas, Daniel obtuvo, en la misma escuela, el doctorado en Energías Renovables y Eficiencia Energética.

Te puede interesar:  Actualmente, ¿cuál es la mejor tecnología en energía solar fotovoltaica?

Durante esa etapa, conoció a los españoles Alejandro del Amo y Gonzalo Brun. Juntos diseñaron el panel solar híbrido con el que concursaron en el Decatlón 2012 y por el que recibieron un reconocimiento.

Al terminar el doctorado, en 2013, los estudiantes fundaron una empresa en España, a la que le fue muy bien. Daniel decidió regresar a México para fundar, en 2014, su propia firma: Ecubo, dedicada al diseño de sistemas fotovoltaicos y térmicos, además de la distribución del panel Ecomesh. En 2015, el emprendedor se dio a la tarea de afinar el modelo de negocio, además de buscar socios y proveedores.

Daniel ha sido consultor de empresas, sociedades y asociaciones relacionadas con la eficiencia energética en la edificación. También ha dirigido proyectos que tienen que ver con las energías renovables, la arquitectura bioclimática y el dimensionado de instalaciones solares térmicas y fotovoltaicas.

Con su empresa Ecubo participó en el concurso de sustentabilidad Cleantech Challenge 2015: “Vimos en el Cleantech una manera de impulsar nuestro producto en México y eso nos ayudó a recibir retroalimentación de los negocios verdes en el país. Ahí obtuvimos un premio por parte de Synergy Agua y Energía, con posibilidades de hacer una alianza”, comenta Daniel Sanginés. Actualmente, este mexicano es asesorado por consultores de las aceleradoras de negocios GreenMomentum y TechBA.

Los planes

Su producto tiene un costo cercano a los mil dólares y está en proceso de certificación por la institución Solar Keymark. Actualmente es fabricado en España y desde 2015 se inició la primera etapa de comercialización en México.

instalador

Ecubo espera, para 2016, encontrar sus primeros clientes, quienes podrán disponer de la tecnología Ecomesh. En un futuro cercano, esta empresa espera que su panel híbrido también sea fabricado en México: “Nosotros vemos una gran ventaja en la reforma energética, ya que ésta nos permitirá encontrar nuevos clientes, tanto en la industria como en hoteles, hospitales y centros deportivos. Veo un panorama alentador en el sector de energías renovables en el país”, opina Sanginés.

No Hay Más Artículos