El Sol es en sí mismo el factor clave en la industria de alimentos y puede serlo más si se aprovecha para generar energía. Una de las técnicas más antiguas que se han utilizado para la conservación de diversos tipos de alimentos es la deshidratación por energía solar, que puede realizarse mediante la exposición directa al Sol o utilizando una planta con colectores solares para secar los alimentos mediante aire caliente. “Entre mayor humedad tenga un alimento, más susceptible es de crear microorganismos que hacen el proceso de descomposición y fermentación. Por ello, el secado es una de las técnicas que permite mayores tiempos de conservación, lo cual reduce el desperdicio de alimentos”, explica el doctor Isaac Pilatowsky, investigador del Instituto de Energías Renovables (IER) de la UNAM.

De acuerdo con la FAO, un tercio de la comida que producimos en el mundo se pierde o desperdicia; y los desperdicios y pérdidas mundiales de alimentos generan el 8% de las emisiones de CO2 anuales. Pilatowsky comentó que: “En el laboratorio del IER se construyó un túnel de secado, en el cual se utilizan colectores solares para calentar agua, la cual, ya caliente, pasa al interior de un intercambiador –como si fuera el radiador de un automóvil–; luego, con ayuda de un ventilador, se pasa aire caliente a través del intercambiador y ese aire es inducido al interior de una cámara donde están los alimentos en proceso de secado”. Las bases de este proyecto se están probando actualmente en el estado de Zacatecas, con el apoyo del Fondo Institucional de Fomento Regional para el Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación (Fordecyt) y el Instituto de Investigaciones Eléctricas de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Te puede interesar:  Inventario de glaciares

“Estamos desarrollando una planta deshidratadora solar que se instalará en Zacatecas, la cual está diseñada para secar cerca de 5 toneladas de chile. Zacatecas es el estado del país que más produce chile seco de alta calidad, en particular el guajillo. Será la planta más grande en su género y se van a probar tres diferentes tecnologías: calentamiento de aire mediante agua, calentamiento directo de aire y concentración solar por canales parabólicos. También habrá un sistema de calentamiento con gas como respaldo en las temporadas en que no haya Sol”, cuenta el investigador del IER.

Estamos desarrollando una planta deshidratadora solar diseñada para secar cerca de 5 toneladas de chile Clic para tuitear

El científico considera que esa planta entrará en funcionamiento entre febrero y marzo de 2016. Los ahorros en energía pueden llegar hasta un 70%, tomando como referencia los túneles de secado convencionales que utilizan gas para secar los alimentos. Sin embargo, la misión de esta planta no es sólo ahorrar energía y no contaminar el medio ambiente, también pretende asegurar la calidad de los alimentos, desde su recepción hasta su almacenamiento y embalaje. Y no sólo funcionaría para el chile, pues existen muchos otros productos agrícolas que requieren ser conservados así.

No Hay Más Artículos