POR:Mónica Flores|ILUSTRACIÓN:Oldemar
El siglo XXI tiene un compromiso: evitar que el calentamiento global aumente 2 °C. Para alcanzar este objetivo, el mundo cuenta con las energías renovables, como la solar, la eólica y la geotérmica, entre otras. ¿Qué se logró al respecto en este año que acaba?

Ya hay consenso entre la comunidad científica sobre el tema del cambio climático: el 90% de ella opina que el incremento de las temperaturas es “alarmante”, mientras que el 82% considera que ese incremento está fuertemente vinculado a la actividad humana.

Aunque todavía no termina el año, 2015 se perfila para romper el récord como el año con el promedio más alto de temperaturas. Según la NASA y otras agencias meteorológicas, este año se registró el verano más caluroso de la historia (se cuenta con registros desde 1800).

La secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés), Christiana Figueres, afirma que: “No hay respuesta para el cambio climático sin un aumento sustancial y drástico de energías renovables en el sistema global de energía. Para enfrentar el cambio climático hay que incrementar las energías renovables”.

Algunos países más que otros, pero el mundo entero está enfocado hacia ese objetivo. Según el World Energy Outlook 2015, de la Agencia Internacional de Energía, “en 2040, la generación basada en energías renovables alcanzará una proporción del 50% en la UE, rondará el 30% en China y Japón, y será superior al 25% en Estados Unidos y la India”.

Hacia el COP21

Desde la Primera Conferencia Mundial Climática, realizada en 1979 en Suiza, los avances se han dado de forma lenta pero constante. Cuando, en 1988, se creó el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), hubo que esperar hasta 1990 para celebrar su primer logro, con la publicación del primer reporte. Casi tres décadas después, para el cuarto y quinto reporte, estuvieron involucrados 831 autores voluntarios (seleccionados entre 3 mil candidatos) de distintas partes del mundo.

Según el tercer grupo de trabajo del IPCC, dos terceras partes de las emisiones de gases de efecto invernadero provienen del sector de energía. Por eso, en la COP 21, que se llevará a cabo en París, Francia, del 30 de noviembre al 11 de diciembre de 2015, por primera vez dentro de la agenda de una conferencia climática de la ONU se realizará un análisis profundo de las energías renovables como la opción más viable para alcanzar las metas climáticas que requiere el planeta. Se contemplarán planes de acción, alianzas y compromisos que integrarán a las energías renovables como opciones urgentes para desacelerar el calentamiento.

Démosle un vistazo rápido al estatus de las energías renovables.

Al alza

Las fuentes de trabajo en el sector de energías renovables crecieron un 18%.

Los países que tienen mayor oferta de trabajo para el sector son: China (por mucho; al menos en energía solar, ellos tienen dos terceras partes de los empleos y la mitad de los dedicados a generar energía eólica), Brasil, Estados Unidos, India, Alemania, Indonesia, Japón, Francia, Bangladesh y Colombia.

Según un reporte de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA, por sus siglas en inglés) publicado en mayo de 2015, la cifra de personas que trabajan directa o indirectamente en la industria de la energía renovable en todo el mundo, exactamente 2 millones más que en 2012, llegó a 7.7 millones. Durante el primero o segundo trimestre de 2016, sabremos cuántas más se sumaron durante 2015.

Te puede interesar:  La descarbonización energética: una meta clave para el planeta

cop21_mexico2Objetivos y alianzas de México

En el documento “México rumbo a la COP21” se mencionan, como objetivos de nuestro país, promover la adopción de un acuerdo vinculante que brinde certeza a todos los países y actores, incrementar la ambición de las medidas de mitigación; asegurar flujos de financiamiento climático predecibles, escalables, nuevos y adicionales; atraer proyectos de cooperación y de inversión que coadyuven al logro de las metas que marca la Ley General de Cambio Climático (LGCC).

El año 2015 destacó en materia de cooperación para este sector en México. En noviembre se dio a conocer la convocatoria “Cooperación Internacional en Investigación y Desarrollo entre México y la Unión Europea en Energía Geotérmica”, la cual otorga un financiamiento garantizado hasta por 378 millones de pesos. Esta iniciativa facilitará la creación de consorcios internacionales para investigación, desarrollo tecnológico e innovación de tecnologías avanzadas en geotermia. No hay que olvidar que México se encuentra entre los países líderes en capacidad geotérmica instalada.

También tuvo lugar la primera cooperación con Reino Unido, de la cual surgió la Convocatoria “Conacyt-Sener-Sustentabilidad Energética-Innovate UK 2015-03”, para proyectos de innovación energética con apoyos hasta por 2 millones de libras esterlinas (aproximadamente 51 millones de pesos). Ambas convocatorias cierran en febrero de 2016.

Este año dieron inicio programas e iniciativas para fortalecer los recursos humanos en materia de energías renovables. El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) habrá dado, entre 2015 y 2018, 60 mil becas a estudiantes de nivel técnico, así como para ingenierías, licenciaturas, diplomados, especialidades y posgrados vinculados al sector de energía sustentable. Se espera que el capital y el talento mexicanos en lo tocante a tecnología y ciencia crezcan y se integren a la pujante demanda laboral nacional.

Este es el futuro laboral del sector, en palabras de Adnan Z. Amin, director general de IRENA: “El portafolio de negocios de la energía renovable es más fuerte que nunca. Los costos están disminuyendo. La inversión, aumentando. Los compromisos aumentan”.

cop21_mexico3

A recibir el 2016

El año 2015 se despide con una de las negociaciones más esperadas en materia de energías renovables. La COP21 dejará lecciones importantes. Una de ellas, la colaboración entre naciones por un bien común.

México cierra este año para amanecer con un nuevo mercado energético en vigor.

El Sol, el viento, el mar, las profundidades de la Tierra, aunadas a la tecnología, darán algunas de las mejores noticias (que podrás leer en este blog). Quizá incluso detonen vocaciones entre nuestros lectores, inspiren carreras, trayectorias brillantes, multipliquen las fuentes de trabajo y los motivadores.

Este planeta es más frágil de lo que cientos de generaciones anteriores supusieron. Pero podemos tomar medidas para estar a la altura del gran privilegio que nos significa habitar, cada uno desde su singular sitio, en él. Podemos ser la generación que encuentre una forma más cuidadosa de vincularnos con este hogar llamado Tierra.

No Hay Más Artículos