Entre los años 2000 y 2011, la industria eólica mostró un crecimiento del 27% y sigue en aumento. Según la Agencia Internacional de Energía Renovable (Irena, su acrónimo en inglés), ya son 83 los países que han integrado la energía eólica a sus fuentes de producción eléctrica. Las grandes empresas multinacionales también están buscando en el mercado eólico energía limpia para sus negocios. Por ejemplo, en 2014, IKEA compró dos granjas eólicas en Estados Unidos; Facebook y Google hicieron contratos con MidAmerican Energy para obtener 547 MW provenientes de energía eólica; en 2015, Amazon firmó con Iberdrola para la creación de un parque eólico de 208 MW capaz de producir anualmente suficiente energía para abastecer la totalidad de sus centros de datos en la región oriente de Estados Unidos. En México, hay una potencia instalada de 2,551 MW, distribuidos en parques eólicos de 10 estados del país. Según la Asociación Mexicana de Energía Eólica (Amdee), la energía que producen “es equivalente a toda la que se consume en los estados de Campeche y Colima, o bien, es suficiente para cubrir las necesidades eléctricas de 411,000 casas”.

No Hay Más Artículos
X