SeaOrbiter © / Jacques Rougerie

SeaOrbiter © / Jacques Rougerie

El arquitecto francés Jacques Rougerie ama tanto el mar que diseñó una ciudad flotante con la forma de una mantarraya, en la cual sus habitantes puedan realizar investigaciones sobre el océano y sus misterios. Esta ciudad está pensada para ser 100% autosustentable. Rougerie, el autor de este bosquejo, dijo que en la Ciudad de Mériens (como se llamará esta urbe acuática) no se consumirán combustibles fósiles: toda la energía para abastecer sus instalaciones vendrá de un sistema de energía del océano, gracias al movimiento natural del mar y sus olas. Su laguna interior dará la bienvenida a los buques que realizan investigación oceanográfica, incluyendo su buque SeaOrbiter, que se encuentra actualmente en construcción. La ciudad-mantarraya medirá 3 mil pies de largo (unos 914 metros) por 1,600 (casi 490 metros) de ancho y podrá albergar a 7 mil investigadores, profesores y estudiantes. De llevarse a cabo este ambicioso proyecto futurista, la ciudad flotante estará equipada con laboratorios, aulas, viviendas y espacios para actividades de ocio y deportes.

Fuente: www.rougerie.com

No Hay Más Artículos