El televisor es el electrodoméstico más común en los hogares mexicanos. El 95% de las viviendas tienen uno o más de estos aparatos. Su consumo representa el 10% de toda la electricidad que utilizamos en casa y el promedio de uso diario es de seis horas. Es un promedio alto. La buena noticia es que los modelos actuales de pantallas de alta definición cuentan con diversos dispositivos para no gastar tanta electricidad. Algunos tienen un sensor ambiental de iluminación, el cual, dependiendo de la cantidad de luz que haya en la habitación, reduce o incrementa su iluminación. En otros modelos, en los ajustes existe el modo ahorro de energía, para que, cuando el televisor no esté en uso en un cierto lapso, se apague.

El primer consejo para ahorrar energía en este rubro es el más sencillo: reduce las horas que pasas frente al televisor. Y para que baje tu consumo eléctrico también en las horas que sí dedicarás al entretenimiento televisivo, te preparamos la siguiente lista de consejos:

  • Enciende el televisor sólo cuando realmente desees ver algún programa, película o cuando disfrutes un videojuego o tengas que navegar en internet.
  • Usa el reloj programador (sleep-timer) para que la tele se apague automáticamente, o bien, utiliza el modo ahorro de energía, para que se apague cuando no se detecte ninguna acción en cierto tiempo.
  • Si tu televisor utiliza un regulador de voltaje, apágalo cuando dejes de usar el equipo. También es recomendable desconectar los aparatos asociados a la TV (como la consola de juegos, el home theater y el reproductor de DVD) cuando no vayas a usarlos durante varios días.
  • Si vas a comprar una televisión nueva, elige las de pantallas LED o LCD. Las de plasma y rayos catódicos, además de que gastan más energía, se dejarán de vender en algunos años. La tecnología LED hace que el consumo de energía sea muy bajo en operación normal y por potencia en espera.
  • En vacaciones o durante periodos largos en los que no vas a usar el servicio de TV de paga, desconecta el decodificador de la toma de corriente (enchufe). Un decodificador con opciones de grabación consume casi la misma energía en operación normal que por potencia en espera.
Te puede interesar:  Microondas o cómo calentar una taza de café (y ahorrar energía)
FUENTE: GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS PARA EL AHORRO Y USO EFICIENTE DE LA ENERGÍA, SENER
No Hay Más Artículos