Científicos de la Universidad de Columbia fabricaron un pequeño automóvil que pesa apenas 100 gramos, para demostrar que, con esporas, aire y humedad, se puede generar energía eléctrica y locomoción. En un artículo publicado por el científico Xi Chen y otros colegas en el sitio Nature Communications, se explica que la evaporación del agua, al interactuar con esporas, puede crear energía para mover motores y, por ende, cualquier objeto, como vehículos y otras máquinas.

Se crearon bandas cubiertas de esporas y se colocaron en una rueda expuesta a una interfase de aire-humedad. Las bandas con esporas expuestas a humedad se hinchaban; las expuestas al aire seco se encogían. Bajo el efecto de la contracción-expansión, las bandas funcionaban como “músculos artificiales” que generaban movimiento.

Además del carrito miniatura que camina, también demostraron que, con este mismo principio, sería posible producir energía eléctrica para alimentar LEDs. Xi Chen y su equipo seguirán trabajando y explorando este tipo de tecnología. A gran escala, afirman estos investigadores de la Universidad de Columbia, esta fuerza podría ser tan potente como el viento y las olas del mar.

Fuente: Nature.com

No Hay Más Artículos