Hoy los barcos usan combustibles derivados del petróleo para moverse. Algunos intentos por volver a la navegación limpia los hicieron Anton Flettner (años 20) con el catamarán Buckauel y Jacques Cousteau con el Moulin à Vent y el Alcyone (años 80), cuyos rotores capturaban el viento y ahorraban más de 35% de combustible, aprovechando el efecto Magnus (incremento de velocidad por rotación en un fluido). En mayo de 2007, el catamarán suizo sun21 cruzó el Atlántico usando (por primera vez) sólo energía solar.

Te puede interesar:  La Alianza Internacional de la Energía Solar (ISA)
No Hay Más Artículos