La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró que, de 2014 a 2024, será la Década de la energía sustentable para todos. El reto es lograr que, en un mundo con más de 1,200 millones de personas sin acceso a la electricidad, y con 2,800 millones de personas sin infraestructura segura para cocinar, la energía sustentable permita mejorar su calidad de vida y combatir el calentamiento global, así como crear oportunidades económicas y de desarrollo, además de fuentes de empleo. En las siguientes décadas, veremos surgir, como parte de los objetivos de ese programa, un nuevo tipo de filantropía: la filantropía de energía sustentable. Con ello se planea disminuir o evitar las casi 2 millones de muertes prematuras al año entre mujeres y niños, principalmente, expuestos al humo de leña, desechos animales o materiales tóxicos usados para cocinar y calentar sus hogares. Aquí, dos ejemplos:

breves_2filantropía global

Con esta iniciativa, se planea hacer llegar 100 mil o más lámparas solares a las personas que viven en la zona de África más golpeada por el ébola. Diez dólares de donación se convertirán en dos lámparas solares las cuales, a su vez, “darán luz” al menos a diez personas, según se ha calculado. Esto evitará que las familias tengan que usar las peligrosas lámparas de queroseno o pasar toda la tarde-noche completamente a oscuras. Las donaciones son en:

store.nokero.com

Iluminar 1,000 millones de vidas

Esta iniciativa tiene por objetivo llevar luz a las personas de zonas rurales de distintos lugares del mundo mediante la sustitución de las lámparas de queroseno y velas por artefactos de iluminación de energía solar. Se pueden hacer donativos desde 15 dólares (que equivalen a una linterna solar) o ahí mismo investigar los requisitos para volverse un embajador de este proyecto.

Te puede interesar:  Inventario de glaciares

www.onemillionlights.org

No Hay Más Artículos