POR:José María Valenzuela
Planeación, regulación y beneficios de las energías limpias

En diciembre de 2013 se aprobaron las reformas constitucionales en materia de energía; en agosto de 2014 se publicaron las leyes secundarias que instrumentan la reforma constitucional aprobada y el último día del mes de octubre se publicaron todos los reglamentos derivados de las leyes.

Aunque falta el desarrollo y publicación de las Bases y las Reglas del Mercado para el inicio de operaciones del nuevo mercado eléctrico, en este momento ya se cuenta con los instrumentos que permitirán el desarrollo de las energías renovables en México.

Un compromiso ratificado

La reforma energética hace realidad la convergencia de diversos intereses en la sociedad mexicana. El 30 de abril de 2014, al presentarse la propuesta de legislación secundaria del Ejecutivo Federal, el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell describió, como uno de los cinco principios, la protección al medio ambiente y el fomento de las energías renovables. 1 De modo que la reforma energética también tiene el propósito de facilitar que se alcancen compromisos previamente asumidos por el país, y confirmados una vez más durante la amplia discusión de la reforma.

De hecho, la Ley para el Aprovechamiento de las Energías Renovables (LAERFTE) y la Ley General de Cambio Climático (LGCC) ya habían establecido metas específicas en el sector eléctrico: limitar las fuentes fósiles al 65% en 2024, de acuerdo con la primera ley, y asegurar la mínima participación en el abastecimiento de energía del 35% por energías limpias, de acuerdo con la segunda. Además, el Programa Especial para el Aprovechamiento de las Energías Renovables, que se construyó con el consenso del Consejo Consultivo para las Energías Renovables, estableció una meta de corto plazo: alcanzar el 24.9% de la generación eléctrica con energías renovables y cogeneración eficiente en 2018, a partir de una base de 14.7% en 2012.

Más inversión limpia

Los sistemas eléctricos en el mundo están sufriendo transformaciones en el modo de operar e invertir, debido al surgimiento de nuevas prioridades. La Alianza de Sistemas Eléctricos del Siglo Veintiuno, del que México forma parte, ha destacado tres nuevos compromisos que, tan sólo hace 10 o 15 años, no eran relevantes en los sistemas eléctricos: 2

Reducir los impactos ambientales y en salud de la operación de los sistemas eléctricos.

Satisfacer la creciente demanda de energía reduciendo los riesgos operativos y ambientales.

Permitir la creciente participación de energías renovables variables.

En muchas regiones ha habido una inadecuada coordinación en las políticas de fomento de las energías renovables y el desarrollo de los sistemas de transmisión y distribución. Por ello, la reforma energética ha desarrollado instrumentos de fomento a las energías renovables que están completamente ligados al funcionamiento del mercado eléctrico. Esto permitirá que se desarrollen las energías renovables de la manera más competitiva.

Con la reforma, la Secretaria de Energía establecerá obligaciones de energías limpias para ser observadas cada año por los participantes del mercado. Todos los generadores que utilicen energías renovables tendrán derecho a recibir certificados de energías limpias por toda la energía que generen. Inclusive se podrán celebrar convenios que permitan coordinar el mecanismo mexicano con otros instrumentos similares de otros países. Estos certificados podrán ser intercambiados para asegurar que las tecnologías que se implementen sean las más competitivas en el mercado.

De acuerdo con la Ley de Industria Eléctrica, entre las energías limpias se incluyen las renovables y un conjunto de tecnologías de bajas emisiones de CO2, como lo son las grandes centrales hidroeléctricas, la energía nuclear y la cogeneración de alta eficiencia, entre otras.

Mejor planeación y regulación para la transición energética

Antes, la CFE estaba encargada de conducir la planeación del sector eléctrico, así como de operar y administrar el sistema de transmisión de electricidad. Pero ahora será la Secretaría de Energía quien elabore el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional, y podrá programar y coordinar la ejecución de los proyectos estratégicos de infraestructura necesarios para cumplir con la política energética nacional. Además, la creación del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) permitirá que el acceso a las redes de transmisión y distribución sea completamente equitativo y no discriminatorio. El CENACE también velará por que la nueva infraestructura de transmisión y distribución vaya a la par de las metas de energías limpias.

Esta nueva planeación deberá integrar los proyectos necesarios para la incorporación de grandes volúmenes de energía eléctrica renovable. Se espera que estos nuevos instrumentos faciliten el desarrollo de las energías renovables, porque permitirán que los desarrolladores elijan áreas de inversión de manera coordinada con la inversión promovida por el gobierno federal. Las energías renovables requieren mecanismos específicos para manejar riesgos de inversión que están asociados al aprovechamiento sustentable de recursos naturales. Esto es particularmente claro en la energía geotérmica, la cual se beneficiará de un marco jurídico específico.

Energías renovables en beneficio de los ciudadanos

El desarrollo de largo plazo de energías renovables requiere que los beneficios también sean compartidos por quienes hoy viven o producen en la tierra que servirá para el desarrollo de los proyectos. CEPAL ha recomendado algunos elementos clave para asegurar el éxito de proyectos orientados a beneficiar a la sociedad en sus conjunto: 3

Implementar mecanismos de transparencia en el sector energético.

Actualizar de manera dinámica la legislación social y ambiental aplicable al sector eléctrico.

Mejorar los mecanismos de participación ciudadana e implementar a cabalidad los procesos de consulta informada.

Establecer criterios de rendición de cuentas en función a un marco de efectividad por resultados, metas e indicadores.

Por ello, la nueva legislación ha planteado requerimientos para que los desarrolladores presenten manifestaciones de impacto social y que se desarrollen mecanismos equitativos sobre la compensación por el uso de la tierra, así como un conjunto de mecanismos de transparencia, como aquellos que aplicarán a la Comisión Reguladora de Energía para que todos los ciudadanos tengan certidumbre de las decisiones que se toman en el sector.

La reforma tiene el propósito último de generar mejores condiciones para la vida de las familias, para la creación de empleos y la mejor gestión de nuestros recursos naturales. En última instancia, serán las empresas y los ciudadanos que aprovechen el nuevo marco jurídico quienes conduzcan la transición hacia un México con más energía, energía más limpia y energía más barata.

  1.  Pedro Joaquín Coldwell, Discurso, 30 de abril de 2014.
    http://sener.gob.mx/webSener/portal/Default_blt.aspx?id=2845  
  2. Jaquelin Cochran, Mackay Miller, Michael Milligan, Douglas Arent, et al. Market Evolution: Wholesale Electricity Market Design for 21st Century  Power Systems, 21 Century Power Partnership-NREL, octubre 2013 http://www.nrel.gov/docs/fy14osti/57477.pdf  
  3. Véase CEPAL, Pactos para la igualdad. Hacia un futuro sostenible, “IV. Gobernanza de los Recursos Naturales”, Santiago de Chile, mayo 2014
    http://periododesesiones.cepal.org/es/publicacion/pactos-para-la-igualdad-1 

No Hay Más Artículos