Entrevista con la doctora e investigadora Brenda Valderrama, quien encabeza la SICyT.

La Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología del estado de Morelos (SICyT) fue creada a finales de 2012 con el objetivo de acelerar el tránsito de esa entidad hacia una economía del conocimiento. No se trata de una decisión azarosa: Morelos cuenta con 40 centros de investigación, aproximadamente 2 mil investigadores y 850 estudiantes de posgrado. En una charla con la doctora Brenda Valderrama, quien encabeza la SICyT, se habló del rumbo científico que lleva Morelos. “Nuestro estado tiene el mayor número de centros de investigación y de investigadores de todo el país. Lo que hicimos fue desarrollar un esquema de liderazgo que nos permitiera conjuntar ese trabajo de tantos años, de tantos investigadores, y darle un objetivo en común. Para ello, hay que recordar que la economía convencional está siendo reemplazada por la economía del conocimiento, cuyos fundamentos son la creación, la difusión y el uso de éste como principal activo”.

Ciencia para la gente

Con un enfoque donde la ciencia se encuentra siempre cercana a la población y sus necesidades, y la investigación se dedica a resolver problemas sociales y económicos específicos, Brenda Valderrama concibe a la universidad como el ámbito perfecto para el desarrollo de futuros cambios. “El conocimiento no se puede almacenar. Se almacenan los datos, pero no el conocimiento. El conocimiento se tiene que transmitir”. Luego de haber participado en más de 60 comités tutelares, candidaturas a doctorado, exámenes profesionales o de grado en diferentes instituciones, uno de los mayores orgullos de la doctora Valderrama es que la mayor parte de los estudiantes que se han formado con ella han publicado y se han posicionado en la academia o en la industria privada, tanto en México como en el extranjero. “Hacer investigación va de la mano con formar una nueva generación de alumnos capaces de asimilar y acrecentar el conocimiento adquirido, darle continuidad y seguir contribuyendo al bienestar social y la equidad”.

Es precisamente en el tema de la equidad donde Valderrama hace una reflexión desde el punto de vista de género. “El ámbito de la ciencia es complejo, y existe una tendencia a no equiparar la calidad y la cantidad del trabajo entre hombres y mujeres. No digo que en mi caso haya sido crítico, pero sí lo he notado con frecuencia: existe un techo de cristal para el desarrollo de las mujeres en ciencias y se ve muy claramente en el número de mujeres que han sido acreedoras al Premio Nacional de Ciencias, o al comparar el número de hombres y mujeres que son investigadores eméritos del Sistema Nacional de Investigadores”.

entrevista2_2

…el gobierno de Morelos señala que se avanza en el objetivo de que en este año se establezcan 1,200 hectáreas del cultivo de la jatropha, planta semajante a la aceituna, cuyo aceite y semilla se usan para fabricar biocombustible”.

Renovación energética

Sobre la dirección que lleva Morelos en temas de energía, la doctora Valderrama enfatiza que es momento para que nuestro país empiece a tomar decisiones y acciones para la sustitución de las fuentes no renovables en tres áreas clave: generación de energía eléctrica, generación de nuevos combustibles orgánicos y sustitución de la materia prima de la petroquímica básica. “En el tema de la energía eléctrica, contamos con cuatro institutos de investigación que ya están colaborando en los Cemies Solar y Eólico en 30 proyectos de investigación. En cuanto a los biocombustibles, encontramos una gran fortaleza para la producción de biodiesel a partir de aceite de una planta llamada jatropha curcas”.

La fabricación de biocombustible es uno de los proyectos más destacados que encara la SICyT. En un comunicado que se publicó en septiembre, el gobierno de Morelos señala que se avanza en el objetivo de que en este año se establezcan 1,200 hectáreas del cultivo de la jatropha, planta semajante a la aceituna, cuyo aceite y semilla se usan para fabricar biocombustible, proyecto que, en su primera etapa, cuenta con una inversión gubernamental de 4 millones de pesos. En los próximos años, se calcula alcanzar una meta de 5 mil hectáreas de jatropha.

“Es una producción enorme que, además, se realiza en tierras poco fértiles, áridas, ya que una de las características de la jatropha es que se desarrolla en terrenos pobres. Aunado a esto se encuentra el beneficio social, muchas comunidades se verán beneficiadas con este proyecto”, explica Valderrama.

Para impulsar la producción de la jatropha, la doctora Valderrama resalta la colaboración entre la Secretaría que preside y Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), organismo descentralizado del Gobierno Federal, que opera 18 aeropuertos del sistema aeroportuario nacional. “La bioturbosina es un producto que se puede refinar a partir del biodiesel. Por lo tanto, se desarrolló un esquema de innovación energética en el estado de Morelos diseñado y dirigido para satisfacer las demandas de Aeropuertos y Servicios Auxiliares, que es de un millón de litros diarios de bioturbosina”.

Futuro prometedor

Además de la colaboración con entidades gubernamentales, la SICyT está por publicar un manual para inversionistas, con el objetivo de sumar capital privado a sus diferentes proyectos. “Ya tenemos en México investigadores de altísimo nivel; lo que necesitamos es impulsar más esos proyectos transversales con miras muy claras y, sobre todo, por tratarse de temas de innovación, con miras de mercado”.

Valderrama menciona también la importancia de brindar más y mejores espacios para fomentar la vocación científica en los pequeños. “Niños y niñas son científicos por naturaleza y requieren de la orientación necesaria para potenciar su talento. En Morelos se invierte en una sólida educación, con ciencia y tecnología, para elevar su calidad de vida”. En este sentido, la doctora Brenda Valderrama Blanco es el ejemplo de que una vida dedicada al trabajo científico y a la docencia, acompañada de una forma de colaboración que enlace la investigación académica con las necesidades de los sectores público y privado, es una alternativa viable para que nuestro país aumente su índice de competitividad y utilice sus fortalezas para alcanzar el futuro próspero que todos soñamos.

No Hay Más Artículos
X