Podría decirse que la energía eólica es mil veces menos peligrosa que los gatos si de aves se trata. Según la Sociedad Real para la Protección de Aves de Inglaterra de los vuelos de aves a través de un parque eólico, solamente 1 de cada 10,000 aves se ha colisionado con un aerogenerador. Esto se traduce a 1-2 colisiones por año por cada turbina. Es una cifra pequeña, considerando que anualmente más de 10 millones de aves colisionan con automóviles solamente en el Reino Unido. 

Las principales causas de muerte de las aves son las siguientes:

Por cada 10,000 muertes

5,500 fueron causadas por chocar contra edificios

1,000 por ataques gatunos

800 por cables de alta tensión

700 por chocar contra vehículos

700 por pesticidas

250 por torres de comunicación

<1 por aerogeneradores

Fuente: Erickson et al., 2002. Summary of Anthropogenic Causes of Bird Mortality
Te puede interesar:  Becas a mexicanos para formar profesionales en Sustentabilidad Energética
No Hay Más Artículos